La vida como obra de arte

El hombre nace, y se hace. Este hacerse, que dura toda la vida, ha de llevarse a cabo con la misma libertad y sentido de trascendencia que son propios de la obra de arte. En las páginas de este libro se traza con sencillez cómo hacer de nuestro ser humano una creación de valor supremo: en definitiva, el autor ofrece aquí una teoría de la felicidad.

Su originalidad consiste en brindar un camino que no arranca, como tantos otros, desde la perspectiva del bien, sino que parte de la atractiva y serena contemplación de la belleza, y la proyecta en la aparente monotonía de la vida cotidiana. Esa vida real, y no imaginada, podrá así convertirse en una valiosa obra de arte.

Carlos Javier Morales (Santa Cruz de Tenerife, 1967) es poeta, ensayista y crítico literario, y profesor. Como poeta ha publicado siete libros, que han dado lugar a la selección Una luz en el tiempo (antología poética, 1992-2017). Como ensayista, ha publicado, entre otros, La poética de José Martí y su contexto, César Vallejo y la poesía posmoderna. Otra idea de la poesía y, en colaboración con José Olivio Jiménez, Antonio Machado en la poesía española. Su profunda formación humanística le ha permitido ahondar en los ámbitos del arte, la belleza y la intimidad como claves de conocimiento del mundo que nos rodea.

Ensayo antropológico muy sugerente, una llamada a buscar lo mejor.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2019
139
978-84-321-5155

Libro bien editado, en rústica de la colección "pensamiento actual" de Rialp. Hay versión impresa y versión digital.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

4
Género: 
Tema(s): 

Comentarios

Imagen de cattus

Carlos Javier Morales es filólogo y poeta y aquí nos ofrece un brillante ensayo, con un subtítulo muy expresivo: Hacia la aventura de la existencia diaria. Una invitación a pensar sobre la persona y a buscar lo que realmente nos hace mejores. Frente a un capitalismo consumidor y productor que nos invade por todas partes, apuesta por una vida creadora, similar a la del artista que busca la perfección, que no se conforma, pero que conoce también sus límites. Por esto nos habla de la primacía del espíritu, del valor de la intimidad, de la relación con los demás y con el mundo que nos rodea, del sentido vocacional de la existencia, pero sin apartarnos de la realidad en la que vivimos, por lo que hace hincapié en la importancia de aceptarnos como somos, para terminar con tres capítulos muy logrados sobre la libertad. Un gran ensayo, denso, pero escrito con un lenguaje claro y preciso, que aporta ideas muy interesantes en momentos de crisis e incertidumbre como los actuales. Luis Ramoneda