Más que juntos

Manual práctico sobre el matrimonio en una Introducción y once escalones. Las autoras examinan el itinerario desde el noviazgo hasta la apertura de la pareja a otras vidas.

Se trata de una obra práctica porque está escrita por dos mujeres -eminentemente prácticas- y porque se detienen en las dificultades reales que ambas, como esposas y madres, conocen bien.

No estamos ante un estudio teórico y mucho menos dogmático o moral, sino de esbozar un camino para la felicidad en familia sin desconocer las dificultades más corrientes.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2021
219
978-84-1368-046-0

Subtítulo: Cómo disfrutar del matrimonio desde el 'sí, quiero'.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

4

Comentarios

Imagen de enc

Por lo mismo que este libro nos presenta el matrimonio como un itinerario -una aventura, escriben las autoras- no es posible resumirlo. Podemos preguntarnos por el título Más que juntos. Hoy no se suele utilizar el término matrimonio, sino que se dice: "Están juntos", "viven juntos", "tiene novio" (con derecho a roce) o "son pareja". Todas estas expresiones suponen una indefinición en el contenido de la relación. Más que juntos se refiere al matrimonio como algo que va más allá, se trata del compromiso de construir algo superior y por encima de los mismos cónyuges: una familia.

Para construir una familia es necesario un proyecto común, prioridades y objetivos compartidos (pág.38). No se trata de que los cónyuges pierdan su propia identidad; hay que compatibilizar la dependencia mutua con el respeto al carácter del otro y a su espacio propio. Hay que conocerse mutuamente, hablar mucho, dedicarse espacio y tiempo, respetarse y alcanzar consensos. Evitar los dos extremos que son el cónyuge-lapa y el casado-soltero (pág.73).

Las autoras utilizan la expresión amar con el cuerpo al referirse a la sexualidad. Niegan que sean necesarias las relaciones sexuales previas al matrimonio. Al contrario, las relaciones prematrimoniales centran la atención en un elemento transitorio -la pasión- y descuidan aquellos factores que serán permanentes como son el conocimiento mutuo o el modelo de matrimonio al cual aspiran. San Juan Pablo II en su exortación Familiaris consortio define la castidad como "energía espiritual que sabe defender el amor de los peligros del egoísmo y la agresividad" (citado en pág.196). La intimidad es también psicológica y espiritual. "La sexualidad son caricias, la manera de mirar, de tomar de la mano o de la cintura, los detalles del día a día" (pág.99).

El libro trata sobre las crisis matrimoniales, las discrepancias, la familia política, la rutina o de problemas de mayor envergadura, como pueden ser la violencia, las adicciones o la infidelidad. Las autoras sugieren, cuando sea necesario, acudir al asesoramiento y mediación de un profesional competente.

Por último, la paternidad y maternidad son regalos inmerecidos, ni un derecho ni el medio para alcanzar la satisfacción emocional (pág.147). No existen padres y madres perfectos sino aquellos que hacen todo lo que pueden pensando en el resto de la familia. Lo importante es la actitud: el amor incondicional a pesar de los defectos y limitaciones propios y ajenos, y, en sentido contrario, evitar el perfeccionismo y el deseo de controlar. "Lo más importante -concluyen las autoras- es que vean el amor de sus padres" (pág.159).

La aceptación de la pareja no debe ser sólo a favor de los hijos propios, sino que se cita al papa Francisco en su documento Amoris Laetitia cuando habla de la apertura de la entidad familiar a los ancianos, enfermos, a las madres solas y a todos aquellos a los que, en un momento determinado, la familia pueda ayudar (citado en la pág.205).

Un libro maravillosamente escrito y ordenado. El lector apreciará la delicadeza de las autoras y el espíritu joven que desprenden sus páginas. Sólo he echado en falta algo muy tradicional en las familias de entonces, el descuido, ese hijo o hija que llega cuando ya no se le espera y que, como decía san Josemaría Escrivá, "va a ser el que más alegrías os dé". Una lectura aconsejable para todos, antes o después de contraer matrimonio.