Sobre Dios y el mundo. Una autobiografía dialogada

Robert Spaemann es uno de los filósofos actuales más reconocidos y particularmente estimado por Joseph Ratzinger. En esta autobiografía intelectual, desarrollada a través de una larga conversación con Stephan Sattler, escrita desde la altura de décadas de reflexión y compromiso, nos narra los hechos principales de su vida y de su pensamiento.

La madre de Robert Spaemann (1927) fue bailarina con Mary Wigman; su padre, historiador del arte. Ambos eran ateos y vivían en el Berlín bohemio pero se convirtieron y le bautizaron a los 3 años de edad. En 1944 desertó y se escondió en una granja; si le hubieran descubierto habría sido fusilado inmediatamente. Posteriormente inició su carrera académica con su doctorado en filosofía en 1952 en Münster. De 1962 a 1992 ejerció como Profesor de Filosofía en Stuttgart y en las Universidades de Heidelberg y München compaginando la dedicación al estudio con su compromiso docente, particularmente en los turbulentos años 60. En München fue nombrado Profesor Emérito en 1992. Ha obtenido varios doctorados honoris causa y sus obras han sido traducidas a catorce lenguas. En una larga conversación con Stephan Sattler narra su vida y expone sus principales ideas desde la altura de décadas de reflexión y compromiso, ofreciéndonos un apasionante relato intelectual del siglo XX.

"En tiempos en los que cada cual tiene su ocurrencia, Robert Spaemann tiene ideas. Cuando todos corren en busca de un eslogan, Spaemann va sin titubeos tras lo que siempre es" (Matthias Matussek, en Der Spiegel).

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2014
400
9788490610343
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3

Comentarios

Imagen de abelda

Robert Spaemann reflexiona en este libro sobre su vida y sobre pensamiento filosófico. Al darle forma de diálogo, sus comentarios resultan amenos y de fácil lectura, aunque algunos pasajes más filosóficos pueden resultar arduos para los no iniciados en esta materia.

Resultan particularmente interesantes sus años de infancia y juventud, donde relata la conversión de sus padres al catolicismo, su bautizo a los tres años y el desarrollo de su fe desde la infancia. Es sumamente instructiva su narración sobre la época del nazismo en Alemania: la oposición de sus padres, y la suya propia, al régimen, su descubrimiento sobre lo que estaba pasando con los judíos cuando todo el mundo miraba para otro sitio, su deserción cuando fue llamado a filas, etc.

El resto del libro se centra en su trabajo académico e intelectual: su formación en la universidad, su doctorado, su carrera docente universitaria, su postura ante la revolución universitaria de los años 60 y sus numerosas publicaciones. A propósito de estos temas, va introduciendo sus reflexiones filosóficas entre las que cabe señalar su búsqueda del ser y de la verdad, y su redescubrimiento del pensamiento teleológico.