Un hombre en la raya

En esta novela se ponen de relieve los contrastes entre modernización y tradición, hipocresía y autenticidad, de la mano de una historia que abarca los últimos sesenta años. Atajo es el nombre de , cercana a la ¨raya¨ de Portugal. Sus gentes conservan ese amor al silencio y al hablar lento que tanto choca al visitante. En Atajo recala César Lagasca, un juvilado profesor de griego que luchó en el bando vencedor durante la Guerra Civil y desertó luego espantado de la barbarie. En Atajo irrumpen también, como una fuerza malasana, los tentáculos del progreso...

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2000
224
84-322-1071-6
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.666668
Average: 3.7 (3 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

3 valoraciones

Comentarios

Imagen de fcrosas

Jiménez Lozano químicamente puro. Novela corta (lo que le favorece... es mejor autor de relatos cortos que de novelas largas), personajes entrañables, realismo y esperanza, dolor y misericordia. Como siempre, una escuela de humanidad.

Imagen de Rubito

Un hombre en la raya relata, con el habitual estilo de su autor -concisión narrativa, fluidez, castellano rico, sutileza...-, un retrato moral de la sociedad rural española de hoy. El protagonista, César Lagasca, acude a una remota aldea de la frontera española con Portugal, huyendo de un suceso de la guerra civil. Años más tarde va a refugiarse allí de nuevo, para acabar siendo el mentor que aconseja y enseña a todos, con el prestigio que le da su situación de catedrático de griego jubilado y su acogedora humanidad. En torno a esta trama, la narración plantea otras cuestiones, derivadas de la metamorfosis del mundo rural, que se debate entre el respeto de su religiosidad y tradiciones y la presión de una modernidad que parece necesitar destruirlas; a la vez, las consecuencias de la guerra civil siguen pesando en las conciencias y en la vida social.

Este "hombre en la raya" está situado en tierra de nadie, en un confín geográfico permeable a idas y venidas de huidos, agentes secretos y estraperlistas, en una frontera difícil entre la tradición y un posmodernismo que urde engaños y sueños de riquezas en la sociedad rural; y en su propia existencia personal hay un dramático desgarro derivado de su participación en la guerra y su propia íntima historia. El título es una imagen que abre el cauce narrativo para un tema quizá demasiado ambicioso, pero resuelto literariamente con acierto hasta donde puede llegar a solucionarse una cuestión tan compleja (de Angel García Prieto).