Los pájaros de Bangkok

El detective Carbalho recibe una llamada desde Tailandia de su amiga Teresa Marsé. Ha viajado allí en un viaje organizado desde Barcelona y afirma que la quieren matar, pero no aclara quiénes ni dónde se encuentra. Y pide ayuda al detective. Carvalho viajará hasta Bangkok para buscar a Teresa y devolverla a casa.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1983
327
84-320-5556-5

Serie Carbalho.

Valoración CDL
2
Valoración Socios
2
Average: 2 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

2
Género: 

Comentarios

Imagen de enc

Vázquez Montalbán escribió una serie de novelas de investigación en las que el protagonista es Pepe Carbalho, un detective residente en Barcelona. "Los pájaros de Bangkok" pertenece a esa serie y fue publicada en 1983. Lo primero que llama la atención en la lectura de esta novela es que en Barcelona, en los años ochenta, parecía haber costumbres que ni se soñaban en el resto de España. Así la novela comienza con una fiesta de lo que el autor llama "bolleras" (lesbianas) y bisexuales en la cual se comete un crimen.

El grueso de la novela está constituído por el viaje a Bangkok. No tiene mucho interés y probablemente reproduce un viaje realizado por el autor. Todavía no se hablaba de "turismo sexual", pero el autor señala la disposición de los y las naturales del país para la oferta sexual a los visitantes extranjeros. "Todo lo malo nos ha venido de fuera" -le dice un policía tailandés al detective.

Lo mejor de la novela son los episodios que transcurren en Barcelona. Ya conocíamos las costumbres del detective por otras entregas de la serie: sus aficiones gastronómicas, las visitas al mercado de la Boquería o el hábito de encender la chimenea de casa con los libros que va desechando de su biblioteca. También sus acompañantes: su asistente y cocinero "Biscuter", el limpiabotas "Bromuro" antiguo legionario, su enamorada la prostituta Charo y su vecino el gestor administrativo Fuster.

No sé si inadvertidamente, porque el autor no era nacionalista, Vázquez Montalban contrapone a los catalanes con el resto de los españoles, y no a favor de éstos últimos. No deja por ello de criticar a la famosa burguesía catalana, y así hace decir a uno de sus personajes, una profesora de Universidad nacida en Salamanca que se siente rechazada por su entorno:

"Una clase social tan cínica y dominante acaba convirtiéndose en una raza y te lo escupen a la cara: no eres de los nuestros. Aunque tú valgas cien veces más que ellos y te hayas roto los codos para saber tanto como ellos. Pero, por mucho que aprendas, nunca llegarás a saber lo que verdaderamente les distingue: una capacidad de aprecio de sí mismos y de relativización de lo ajeno para la que nosotros no estamos dotados. Por muy fuertes que consigamos ser, aunque tengamos cultura, dinero o poder, seguiremos teniendo que pedir perdón por haber nacido" (pág.253).

Vázquez Montalban escribe muy bien y tiene humor; sus novelas están emparentadas con las de Eduardo Mendoza y las novelas catalanas de Lorenzo Silva, pero la reiteración de la temática sexual -con gran naturalidad, eso si- y ciertas críticas a la religión católica hacen las novelas de la Serie Calbalho poco recomendables.