Villanueva

Moderador: Ángel Cabrero.

Centro Universitario Villanueva. Costa Brava 2, Madrid.

Cuarto martes de mes, a la hora del almuerzo. 25 de marzo de 2019.

Marzo, 2019

Veinticuatro horas en la vida de una mujer

Zweig, Stephan

Un día ocurre un incidente en un Hotel, lo que causará fuertes discusiones entre los plácidos huéspedes de la pensión.
Cada uno defiende su postura. Y es ésta la que decide a Mrs. C., siempre tan prudente y diplomática con todos, pedir al protagonista y narrador de la historia, después de unos días de amistad, que le escuchara una confidencia que quería contarle.

Comentarios

Imagen de Pipa

Breve novela, enmarcada a partir de los huéspedes de una pequeña pensión en la Riviére, diez años antes de la Guerra, situada junto al Gran Palace Hotel y con cuyos clientes convivían con frecuencia.
Un día ocurre un incidente en este Hotel, lo que causará fuertes discusiones entre los plácidos huéspedes de la pensión.
Cada uno defiende su postura. Y es ésta la que decide a Mrs. C., siempre tan prudente y diplomática con todos, pedir al protagonista y narrador de la historia, después de unos días de amistad, que le escuchara una confidencia que quería contarle.
Algo sucedió, hacía ya tiempo, que jamás contó a nadie, y que ahora le tenía inquieto el corazón.
Un suceso que apenas duró veinticuatro horas, pero que le marcó para siempre, despertando en ella,  en ese tiempo todos sus sentimientos: de pena, compasión, deseos de ayudar, imprudencia, vergüenza, relación, diálogo, pasión, deseos de redención, decepción, odio, rabia, amor…

Maravillosamente escrita, aunque a ratos dificultosa para leerla debido tal vez a la traducción, en la que han dejado abundantes galicanismos, italianismos, en fin, frases sin traducir (“creer en el coup de foudre” (13), “profesionales de la table d’hôtel”, “temperamento cocotte” (14, 29), el crime passionnel (17), no es una grande amoureuse (18), noticias de la cara signora (20), etc…)
Pero a pesar de esto, creo que la obra es una pequeña joya literaria, que vale la pena leer.
Y desde el punto de vista moral, trata el tema de la ludotopía, la pasión descontrolada por el juego, y el profundo daño al que puede llevar al que se envicia, jugando sin control.
También da qué pensar sobre los deseos de ayudar a los demás, y la virtud de la prudencia. Cuando uno actúa solo con los sentimientos, sin poner cabeza y voluntad, amén de prescindir de toda visión trascendente, uno puede verse metido de lleno en donde no quería estar (p. 58).
Expresa muy bien los sentimientos de la mujer. En su deseo de ayudar, se vio envuelta sin remedio en un torbellino de sentimientos encontrados que derivaría en dejar al desnudo lo mejor y lo peor de tu humanidad.
Destaca como observación, aunque solo desde el punto de vista humano, el poder positivo, y la gran oportunidad que tienen los católicos, del sacramento de la confesión: “si en vez de pertenecer a la religión anglicana hubiera estado adherida a la religión católica, entonces se me habría ofrecido a tiempo la oportunidad de la confesión” (25-26). La mera confidencia a su amigo ya le hizo un gran bien.
Y, años después, se enteró del trágico final de aquella persona a la que entonces trató de ayudar, lo cual le impresionó mucho.
La novela es elegante, pasando de describir los temas más íntimos y delicados. Trata al lector de forma inteligente. Tiene una magistral descripción de sentimientos. Se requiere una cierta formación para asimilar esta breve historia.

 

Imagen de enc

En su momento la leí y no recuerdo haber aprendido nada de ella. Al contrario, no la conservo como una novela para releer. Algunos autores publican obras evidentemente carente de valores (tal como señala rocio) y si les dices algo te contestan: "Es sólo literatura". Personalmente me identifico suficientemente con los relatos cuando los leo para no admitir ese argumento.

Imagen de rocio meca

¿Usted no encuentra, pues, odioso, despreciable, que una mujer abandone a su madre y a sus hijos para seguir a un hombre cualquiera, del que nada sabe, ni siquiera si es digno de su amor? ¿Puede usted realmente excusar una conducta tan atolondrada y liviana en una mujer que, además, no es ya una jovencita y que siquiera por amor a sus hijas hubiese debido preocuparse de su propia dignidad?

Este libro comienza con la huida de una mujer de su marido y su familia, siendo por ello infiel. Pero esta historia abre el drama de otro personaje que, años anteriores, vivió una situación en la que la desesperación le llevó a comportarse con un extraño, de una manera compasiva pero perjudicial al mismo tiempo para quien protagonizó esta vivencia pasada.

Imagen de acabrero

Un relato vivo de la fuerza de las pasiones. Como tantos otros relatos magistrales de Zweig, este es un buen ejemplo de un libro muy bien escrito que interesa desde el primer instante al lector. Paulatinamente el lector se va metiendo en los sentimientos de una mujer, asombrándose de hasta donde pueden llegar las pasiones de un momento. Es muy breve, se lee enseguida, y merece la pena. Es de ese tipo de libros en los que sabes que puedes aprender algo. Leer artículo >>