Monte Carmelo

Moderador: Ángel Cabrero

Próxima tertulia: Miércoles 24 de noviembre de 2017

Noviembre, 2017

Por donde sale el sol

García-Valdecasas, Blanca

Cuando Rogelio escucha de su mujer la propuesta de irse a vivir a Chile con toda la familia, se queda anonadado, y aunque acabará dejándose convencer como otras muchas veces, tendrá que ser ella misma, Violeta, la que se encargue de poner todo en marcha, desde el ánimo de su marido hasta la mudanza que los ha de llevar al país de los Andes. 

Comentarios

Imagen de Amparo

Entrañable. De lo mejor que he leído. 

Imagen de pepo

Una de las novelas que más he disfrutado.

Imagen de Karli

Sencillo relato de una familia española que emigra a Argentina habiendo perdido recientemente a la madre en un accidente de coche. Blanca es magistral una vez más en la descripción de los sencillos acontecimientos cotidianos y en la transmisión de las pequeñas cosas que dan valor a la vida.

Imagen de Azafrán

Una novela que cuenta la historia de una familia numerosa. El alma de esa familia es Violeta la esposa, luchadora e imaginativa. Rogelio Díaz, el esposo y padre, es pintor. Violeta intuye la necesidad del esposo, del pintor, de cambiar de ambiente, en busca de nuevos horizontes personales que faciliten una evolución en su pintura. Así, Violeta elige Chile como país para comenzar una nueva etapa en la vida de la familia.
La víspera de su partida, Violeta muere en un accidente. Y Rogelio, como había prometido a su esposa se traslada con los niños a Chile.
La novela cuenta la vida interior del poeta y sus sentimientos y recuerdos de su vida en pareja con Violeta. Está escrito en clave nostálgica y tierna. Un coro de voces, sus siete hijos y las nuevas y viejas amistades, que conforma una sinfonía de valores humanos como la determinación en el cumplimiento del deber, la lealtad, la dedicación del propio tiempo a los demás, la generosidad, etc.
La vida de un hombre con siete chiquillos en un país tan alejado de lo conocido anteriormente, ya se ve que no será un camino de rosas. No obstante el pintor encuentra motivos para su inspiración en el esplendor del paisaje de los Andes, en la luz diferente, en la vegetación y animales desconocidos pero hermosos.
Pinta y triunfa. Y ayuda a la gente que por motivos profesionales se relaciona con él o con sus hijos. Quizás lo más íntimo del libro es el devenir del pintor, el descubrimiento de cada uno de sus hijos: hasta a llegar a descubrir sus diferencias de carácter, de personalidad y sus valores innatos.
Un estilo muy particular es el de Blanca García-Valdecasas. Un lirismo que fluye con sobriedad. Tiende a utilizar frases nominales carentes de verbo, elipsis verbal:
"Casa de abrigado espesor en sus muros de adobe, envigada de encina, con los aleros viniendo a apoyar en las columnas blancas, los corredores largos." Pág. 12
"Alas de insectos, corales, hilos de medusa, algas, raíces, esqueletos de árboles." Pág. 143
Las descripciones están repletas de adjetivos. Utiliza metáforas y personificaciones como recursos que favorezcan el lirismo de su prosa.
Quizás por influencia del español de América, la autora utiliza el mecanismo de la adverbialización de sustantivos que para nosotros pudiera resultar extraña: "murmulleando" (pág. 150), "madremente" (pág. 134); o bien adjetivación del sustantivo "el ganado bravo cordillerano" (pág. 150).
Al describir costumbres locales, tradiciones, paisajes, animales o plantas utiliza vocablos que a los hablantes peninsulares no son completamente ajenos como las realidades que representan: boldo, litre, luma, amitén arrayanes, copihue… (pág. 259)
Otras veces utiliza otros términos para nombrar realidades conocidas: estancias por habitaciones (pág. 150); frazada por manta (pág. 202); espurreaba la papilla por escupía la papilla (pág. 299) –todos términos incluidos en el diccionario pero de poco uso-.
El uso del hipérbaton, la alteración del orden lógico de la frase, o la ruptura de ese orden es otro de los recursos utilizados por la autora:
"Entre todos las empujamos adentro, con prisas, las maletas siguiendo." (pág. 257)
"Tenía un compás, especie de." (pág. 19)
"¿Cómo quieres seguirlo negando?" (pág. 170)
El narrador es el propio pintor que cuenta el devenir de la familia, de sus hijos y de sus amigos en Chile. A veces la autora se vale de diálogos con los otros personajes para contrastar la realidad percibida por el pintor.
Sigue un relato lineal y utiliza prolepsis para anunciar lo que sucederá más adelante:
"Sólo con lo que ocurrió más tarde, en marzo del año siguiente, se convenció de que mi cabeza…" (pág. 335)
Me ha encantado.

Imagen de Pilarica

Siguiendo a Carricero y a las veintitantas recomendaciones que tiene este libro, lo compré este año en la Feria del Libro de Madrid, pues no lo encontraba en bibliotecas públicas. lo he leído y he disfrutado enormemente. Me suscribo a lo que se dice en una solapa del libro: se ha de tener por duplicado en la estantería. Un ejemplar para prestarlo a la familia y amigos y otro para poder releerlo a gusto siempre que se quiera disfrutar de excelente lectura.

Imagen de wonderland

Un libro que leí hace un montón de tiempo y no he podido olvidar. Puedes leer una entrevista a la autora con motivo de su reedición por Ciudadela, en enero del 2008 en esta dirección: http://letrasletradas.blogspot.com/2008/01/entrevista-de-eleazar-blanca-...

Imagen de carricero

Léelo y disfruta.

Imagen de Rubito

Ejemplar descripción de las dificultades y alegrías de un padre, al que se podría definir de anti-heroe ya que se apoya enormemente en Violeta , su mujer, de la que está locamente enamorado.
La autora ensalza de forma sencilla, y a la vez magistral, los valores y virtudes de los componentes de la numerosa familia y de la familia como tal donde resulta agradable ayudar, compartir, reir y llorar en compañía.
Un modelo de comportamiento, normal por otro lado, para la cultura hedonista de muchas familias de hoy.
No me ha parecido triste sino tierna , amable y delicada.

Imagen de rocio meca

Por donde sale el sol es una tierna novela en la que un matrimonio español, por las dificultades encontradas en el propio país, deciden emigrar a Chile. Rogelio es un artista, despistado, bohemio que no tiene que preocuparse por nada, tan solo pintar. Su mujer, Violeta, a la que ama profundamente es una madre que cuida de su hogar y de sus siete hijos. Como matrimonio encuentran el uno en el otro un apoyo y un complemento: Violeta es decidida, ágil, segura, eficaz en todas sus acciones, cariñosa y delicada y Rogelio es un artista despistado, indeciso, lleno de temores y quiere tanto a su mujer que un día sin ella es vivido como un tormento.

De forma inesperada, Rogelio tiene que hacerse cargo de sus siete hijos tras la repentina desaparición de Violeta. Todo su mundo cambia y comienza a conocer aspectos de su persona que nunca jamás aparecieron antes: tener que decidir y luchar por cada uno de sus hijos, brindar y expresar el afecto de manera tierna y cariñosa hacia cada uno de sus hijos. A lo largo del libro, la autora muestra un sinfín de detalles de cada uno de sus personajes, aparentemente simples pero a su vez cargados de una profundidad y una belleza admirable.

Este no es un libro de aventuras, de acción rápida, es una novela donde la autora, con un estilo literario impecable, nos traslada a una familia que lucha por salir de una difícil situación por medio de cosas pequeñas que les unen y les hacen madurar como personas y como familia. A su vez muestra la personalidad de cada uno de los miembros que componen esa familia, con toda su proyección social y familiar. En fin, un libro que te ayuda a descansar y reflexionar sobre aspectos de la vida cotidiana que, con tanta frecuencia, se olvidan y que, por otro lado, nos proporcionan la riqueza de ésta, dejando siempre abierta la dimensión trascendente y espiritual del hombre.

Imagen de JOL

Novela para gente sensible, es decir con cabeza y corazón, bien tratada y positiva. La autora tiene otra obra interesante que recomiendo "El lubricán". El título tiene su misterio y refleja la sociedad española en los años 60, para gente de entonces, y para los más jóvenes nos enseña lo que no hemos vivido.

Páginas