Acerca de la idea de Universidad

Dos ensayos breves de John H. Newman tomados de la obra del mismo autor: "La idea de una Universidad". Fueron publicados a mediados del siglo XIX, en el periodo en el que éste fue Rector de la Universidad de Dublín por encargo de los Obispos irlandeses. Sus títulos son "¿Qué es una Universidad?" y "Ubicación de una Universidad".

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2002
62

Traducción y prólogo de Pablo Soler Frost para Libros del Umbral (México)

Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

4
Género: 

Comentarios

Imagen de enc

John H. Newman fue promotor y Rector de la Universidad católica de Dublín. Aceptado por los Obispos irlandeses debido a su fama de intelectual y universitario católico, sus ideas y esfuerzos no fueron comprendidos hasta que Newman, que no había deseado este encargo, renunció a él y volvió al Oratorio de Birmingham. En el ensayo titulado “¿Qué es una Universidad?” el autor afirma que la sabiduría está en los libros, pero que donde se la ve actuar es en las universidades. Da importancia a la convivencia en los “colleges”, a la relación entre alumno y profesor, al deporte e incluso a los banquetes y homenajes. Para el lector español el modelo universitario anglosajón queda muy lejos. La universidad continental no está pensada como centro de formación integral de sus alumnos, sino como un sistema de habilitación para el ejercicio de una profesión determinada. Newman llega a afirmar que Oxford –ya que éste es su modelo- forma “gentlemen”. No habrá muchas universidades en el mundo que lo consigan. Recomienda que la universidad no tenga carácter local, sino que convivan en ella alumnos llegados de todos los lugares y países. Sobre su ubicación, Newman recomienda que se trate de un lugar hermoso; cita la Atenas clásica, nuevamente Oxford, Lovaina y la Bahía de Dublín. Si hubiera que reducir la formación universitaria a un mínimo yo señalaría tres objetivos: adquirir la terminología, los conceptos y, en la medida en la que el sujeto sea capaz de ello, la forma de pensar específica de una rama del saber. La universidad continental y en general los estudios científicos tienden a ser especializados, en tanto que el modelo anglosajón y las humanidades secundan más la curiosidad natural del alumno y, en condiciones favorables, amplían su perspectiva intelectual.