ADN

Un joven de veintiocho años, qué goza de excelente salud, sufre una fractura cuando patina en el parque. Le operan satisfactoriamente, pero a las veinticuatro horas muere sin causa aparente:
Poco después, una mujer de treinta y seis años que ha sufrido una intervención sin problemas en los ligamentos de la rodilla fallece en las mismas circunstancias. A partir de entonces se produce un goteo de muertes inexplicables en el hospital más grande de Nueva York. La forense Laurie Montgomery, que sé encarga de las autopsias, comienza a inquietarse ante estas muertes y anima a su colega y amante Jack Stapleton a ayudarle a investigarlas. Descubren que lo único que estos pacientes tenían en común era la empresa de su seguro médico. Una empresa que exige un análisis genético de cada cliente para identificar posibles enfermedades futuras...
Audaz, inquietante, ésta novela arroja una mirada distinta sobre las oscuras relaciones entre salud y negocios y sus aplicaciones a la medicina, y es una muestra más de¡ talento de Robin Cook para la intriga científica.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2006
528
Valoración CDL
2
Valoración Socios
2
Average: 2 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de Diciembre

Es un entretenido "thriller", con un suspense muy académico y, por tanto, con desenlaces muy previsibles. Me explico: las técnicas literarias con las que despierta suspense en el lector son muy de "manual de técnicas literarias; género: suspense", con lo que, para los lectores acostumbrados a este tipo de literatura, las escenas no resultan nada originales y, sobre todo, hacen bastante previsible el desenlace, y se apaga el interés de la narración: se nota bastante el artificio de colocar a los personajes en lugares y tiempos oportunos para que suceda lo que "debe" suceder.

Dos cosas pueden hacer pesada, sólo en algunos momentos, la lectura: por una parte las explicaciones científicas, con tecnicismos de los que no se explica el significado (no son muy abundantes) y, por otra parte, las cuñas con los que alarga, a mi parecer, de forma artificiosa e innecesaria, el desenlace de algunas escenas tensas (esto puede resultar irritante).

En el aspecto moral: los tópicos de siempre, con cierto aprecio por lo tradicional: matrimonio estable, familia con hijos, no al aborto... siempre que no se compliquen mucho las cosas. El heroísmo sólo es una figura magnánima que se debate entre la pasión y el deber social, pero que no hay que aplicar a esos otros valores más "cotidianos". Lo trascendente, en el caso concreto de la religión, aparece con el mismo tratamiento tópico moderno: aparece mencionado tímidamente entre las causas del trastorno psicótico "del malo de la película".

Sirve para pasar el rato y desengrasarse.