Ana Karenina

Ana Karenina es una de las novelas más representativas de uno de los más preclaros novelistas del siglo XIX. Esta obra, de la época de madurez del autor, refleja toda la problemática de la vieja Rusia.
Ana Karenina es la historia de una pasión. La protagonista, que da nombre a la obra, es un personaje inquietante y fascinador por la intensidad de su vida. Tolstoi buen psicólogo y conocedor del mundo que le rodea, abre la intimidad de Ana y traza con pulso firme la trama de esta novela, una obra imperecedera por su hondura, su fuerza y su veracidada

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2000
651
978-84-670-3280
2006
1000
978-84-376-0632
2010
1040
978-84-670-3598
2017
1040
978-84-670-4948
Valoración CDL
4
Valoración Socios
3.869564
Average: 3.9 (23 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

23 valoraciones

Género: 
Libro del mes: 
Julio, 2009

Libros relacionados

Comentarios

Imagen de Ran

Hablar de Tolstoi es hablar de genialidad y, en concreto, al referirnos a Ana Karenina, nos rendimos ante una obra maestra.
El entreverado de historias personales, magistralmente definidas, se entrelaza con una trama perfecta que el autor va desgranando como sin pretenderlo aparentemente. Habla de la vida y de la muerte, del amor, los amoríos, infidelidades, vida de familia, de la superficialidad en el modus vivendi de la alta sociedad rusa de su época, la vida en el campo y su problemática a finales del XIX, sin ocultar nada; la vida de los funcionarios, del ejército y su influencia en las esferas del poder, etc.
Podríamos adentrarnos, al hilo de su prosa tersa, en lo más íntimo y profundo del alma rusa; luces y sombras dibujan un cuadro humano que trasciende a la época y  cultura donde se encuadra la acción, brindando una lección, abriendo una escuela de humanidad reflejando unos valores perennes que pueden impregnar y arrojar luz a la época en que vivimos.
No faltan la inquietud y los anhelos de felicidad y del sentido último de la vida humana, anteponiendo el egoísmo que entraña la infidelidad que lleva a los celos y, en última instancia al suicidio, a un sentido del valor de lo ordinario donde emerge el amor del matrimonio y la familia dando color y calor a la vida llenándola de ilusión y alegría de vivir. .
Tolstoi quiere finalizar su obra abriendo el futuro a una esperanza fundada en el amor verdadero, frente al destino tétrico de la protagonista que da el nombre a la obra.
 

Imagen de Manu

Hasta donde puede llegar a ser capaz de seducir una mujer. Un retrato psicológico excelente

Imagen de acabrero

La pretensión de Tolstoi en esta magnífica novela es mostrar abiertamente la cruda oposición que existe entre el amor verdadero llevado al matrimonio y el egoísmo que puede destruir cualquier matrimonio. Todos los personajes que rodean el drama del adulterio de la Karenina se sitúan a un lado o a otro, en contra o a favor, y pocos como meros espectadores. Pero además, como en otras novelas del este autor ruso, junto con la intención moralizante hay una pregunta sobre Dios, de manera que –igual que en “Los hermanos Karamazod”- se plantea, más o menos expresamente, ¿puede haber moral sin Dios? Esta pregunta se la plantea un hombre lleno de dudas, que cree en Dios pero que con frecuencia se interroga sobre qué Dios es el que necesita. En esta historia el desenlace en la vida del protagonista, que no es Anna Karenina, acaba bien, o al menos eso parece, porque la falta de una confesión explícita permita cualquier interpretación.

La oposición de Tolstoi a la relación adulterina es evidente. Lo que no queda tan claro es si llega a ser un convencimiento de fondo o es un convencionalismo social. No creo que llegue a plantearse este asunto, pero sí pienso que puede estar en el fondo de sus planteamientos sin casi darse cuenta. Al fin y al cabo parece que lo que termina importando es lo que piensan los demás.

Imagen de mikolaj

ANNA KARENINA
Lew Tołstoj. Prószyński i Ska. Warszawa 1983

La triste historia de una mujer infiel sirve al autor para presentar diferentes parejas en la Rusia de finales del XIX. Unas son fieles a pesar de todo, otros no consiguen entenderse por falta de sinceridad mutua, otras se soportan. Los verdaderos protagonistas son Kitti y Lewin, personificación del propio Lew Tołstoj. Impresionantes son las descripciones de la muerte de Mikołaj -hermano de Lewin- y el nacimiento de Mitia, hijo de Kitti y Lewin. Llena de valores universales.

Imagen de carricero

¿La mejor novela que se haya escrito? Tal vez.

Imagen de Ignacio SL

Las profundidades del alma femenina: la pasión de un amante, la equilibrada figura de la esposa, en terrible conflicto con la pasión de madre.

Imagen de angela

(Reseña de Carola Figueroa
):---Ana karenina, personaje sumamente complejo para una sociedad que predica la ética y la moral confundiendo así ambas acepciones, una sociedad cargada de resentimiento ante la felicidad conseguida no siempre de la forma más correcta, manera impuesta por ésta a su vez. Y es que la valentía truncada por el temor final, ese miedo que no pudo dominar el personaje central, y sobre todo, esa pasión que por más que intenta no puede sino ser más que innata en ella, es lo que hace de Ana Karenina un verdadero clásico para mortales que suelen equivocarse alegremente como quien habla.

Imagen de angela

(Reseña de Ana):---
Bueno, a mi me pareció un excelente libro, una novela en la que te hablan de temas como la pasión y la siempre inquietante pregunta de cual es el sentido de la vida. Creo que ANA karenina es un pretexto para que el autor (que toma forma en el personaje llamado Levin) plantee preguntas existenciales y básicas en la vida de todo ser humano y que por supuesto pueden surgir desde la adolescencia de un individuo o hasta su adultez fisiológica. En lo personal me dejó un gran aprendizaje ya que me pude reflejar en un personaje en particular. Para quien no ha leído grandes novelas es una gran sorpresa la obra, sobre todo el final. Puedo decir que para mi esta novela es un parteaguas en lo que leí y actualmente leo. EXCELENTE.

Imagen de Guille

constituye una de las mejores novelas psicológicas de la literatura moderna. En ella utiliza los mismos métodos creativos realistas que en sus primeras obras, pero presenta una unidad artística mucho más sólida, y la exuberancia deja paso al pesimismo, pues la protagonista no logra resolver sus conflictos internos. La pasión adúltera que Ana siente por el joven oficinista Vronsky, en la ciudad de San Petersburgo, contrasta fuertemente con la sana unión que existe entre Kitty y Constantin Levin y la plenitud de su vida en el campo. A través de este argumento, Tolstoi se reafirmaba en su idea de la superioridad de la vida en medio de la naturaleza respecto a la vida urbana, ahogada por la superficialidad. El autor demuestra una profunda compasión por su bella heroína, pero, al final, ésta será condenada por su transgresión de las normas sociales y morales. El protagonista principal, Levin, contiene muchos rasgos autobiográficos. Comparte con el autor la desaprobación de las sofisticaciones intelectuales urbanas y vive atormentado por sus mismas dudas acerca del sentido de la vida y de la relación de los seres humanos con el infinito.