Bomarzo

Recuperación literaria de la vida de un duque del Renacimiento italiano, reelaboración apasionada, mágica y poética de todo un mundo de príncipes, cardenales, condottieri, bufones, artistas, cortesanos y escritores; Bomarzo es la obra más ambiciosa y acabada de uno de los máximos exponentes de la narrativa hispánica contemporánea.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2006
608
2002
608

14ª edición.

2010
843
2010
848
978-84-322-4822
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Libro del mes: 
Julio, 2011

Comentarios

Imagen de Ran

Es difícil reseñar con un mínimo de objetividad una obra así, como la que tenemos en las manos: imponente, con una narrativa profusa, elegante, erudita que, lejos de mi gusto personal, tengo que valorarla muy positivamente. Frases largas; narraciones, para mi gusto, interminables, salpicadas de culturismos, para exponer una sola idea, un hecho o un suceso.

El autor penetra con acierto en un carácter convulso, débil y caprichoso como el del duque de Bomarzo que va narrando su historia profusa de atrocidades propias de una personalidad enfermiza, acomplejada, ensimismada, inmersa una soledad absoluta, abandonada a sí mismo, sin una formación formal, religiosa que lo mismo reza que acude a la intervención diabólica para imponerse cruelmente ante caprichos y adversidades. Al final, el personaje se redime, dando a entender que la historia, plagada de atrocidades, sin amor, acaba bien.

La historia narrada, está enmarcada en pleno renacimiento italiano, bien documentada, y es por ello que presenta un marco que puede escandalizar a un lector sin la debida formación cultural, histórica y religiosa. Esto se pone de relieve cuando, al exponer llanamente, con profusión de detalles, la corrupción de una sociedad descompuesta, que emboca su decadencia, presenta la ambición, el lujo, el odio, la venganza, la mentira, el afán de poder a toda costa…, como pauta de pensamiento  y de acción. También aquí, el autor pone de relieve que se trata de una sociedad degradada donde el crimen y las bajas pasiones se dan la mano con la superstición y la nigromancia.

Los eclesiásticos imbuidos de una suntuosidad mundana, donde la púrpura es herramienta útil para la intriga y el afán de poder, ofrecen un ejemplo depravado; razón de más para exigir al lector una formación necesaria para evaluar y comprender que, a pesar de los hombres y de las personas que deberían dar ejemplo y marcar la pauta sobrenatural de sus cargo y posición, la Iglesia sale adelante como institución divina.

Así pues, estamos ante una obra literaria y cultural importante, de envergadura, que demanda una buena formación moral y religiosa para poder enjuiciarla en su justo término.

Imagen de acabrero

Es la historia del Duque de Bomarzo, Pier Francesco Orsini, en el siglo XVI, aunque también podríamos decir que es la historia de un palacio italiano en el Renacimiento. Aunque Vicino Orsini siempre suspiró por la inmortalidad, lo que ha resultado inmortal han sido los magníficos grupos escultóricos que él creó en el jardín del castillo. Pier Franceso, Vicino para su familia, tenía una deformación que le humillaba: una gran joroba. Esto determinó totalmente su vida, ya que le hizo cerrarse en sí mismo y ver a los demás como enemigos. La historia de su vida es la historia de su depravación progresiva. La novela es una inmersión magnífica en la psicología de un hombre acomplejado, y la inmersión en una época en donde se mezcla el afán por la belleza con la inmoralidad generalizada. Los eclesiásticos quedan muy mal parados y la aristocracia peor todavía. Las pocas persona realmente buenas que aparecen brillan con luz propia por el contraste. Teniendo en cuenta estos parámetros ya se entiende que salen a relucir todo tipo de depravaciones. Pero hay que advertir que el autor no se entretiene en ningún caso en descripciones sensuales. Quedan muy mal ciertos eclesiásticos, y es difícil saber qué hay de ficción y qué de historia, pero lo que está claro –y eso consta en cualquier libro de historia- es que la Iglesia estaba muy necesitada de reformas, como realmente se dieron al final de ese siglo. Es un libro delicioso para un lector avezado, con una riqueza de lenguaje difícil de encontrar, pero es complicado decir que es muy recomendable, porque a personas con poca formación puede resultarle escandaloso.

Imagen de fcrosas

Agradeceré mucho reseñas de esta obra, tan famosa, con la que no he podido...

Imagen de cdl

Con una magnífica prosa barroca teñida de ironía y de nostalgia, que se presta tanto a las descripciones plásticas como a las reflexiones intimistas, Manuel Mujica Lainez construye un memorable mural manierista que trasciende el marco de la novela histórica para convertirse en crónica lúcida de una civilización. Su lengua pura y refinada, impregnada de cierto perfume arcaizante, traza flamantes descripciones y finos análisis psicológicos.
La presente edición se abre con un estudio preliminar de Marcos-Ricardo Barnatán en que se proponen algunas claves para la cabal valoración del texto.
«Yo hago mis novelas para escapar al tiempo»: con esta novela, convertida en ópera por el compositor Alberto Ginastera, Manuel Mujica Lainez logró fijar el tiempo en un fresco inmortal.