El triunfo de la belleza

Un narrador omnisciente relata la historia que le ha referido un amigo suyo, médico ginecólogo, sobre determinado tipo de matrimonios en los que la mujer hace sucumbir al marido que se desvive por ella. La novela, que no deja de ser sólo una historieta divertida –tiene un final de carcajada–, puede parecer algo misógina, ya que el autor parece generalizar la conducta exagerada y desmedida de algunas mujeres con cierto trastorno de personalidad. Esto sucedería, sobre todo, si la pequeña novela hubiese que interpretarla en un sentido directo y estricto. Pero el relato es un divertimento lleno perspicacia, agudeza, socarronería, al que no hay que dar mayor trascendencia, con el que es preciso sintonizar en clave de ironía o sátira. Por otro lado, tiene una excelente tensión narrativa, es directo y bien escrito, está bien ambientado en esa belle époque llena de encantos de los salones y los balnearios centroeuropeos, que sólo de lejos oyen la amenaza o la presencia de una Gran Guerra. Ángel García Prieto.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2003
74
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.333332
Average: 3.3 (3 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

3 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de Rubito

Magnífico relato largo o novela corta maravillosamente contado de unos tristes desajustes. En defensa de las mujeres, soy varón y no puedo por menos hacerlo, lo primero que se pensé no era en el posible egoismo de la esposa sino la posible torpeza del marido que solo "ha cuidado el cuepo, la salud física" de su mujer pero no ha sabido entrar en su espíritu, infundirle alegría, ayudarla a una mejor y mayor autoestima, presentarle una vida optimista, que ella piense que es " deseable" y que la convenza como la convenció otro hombre. Todo eso es lo que no ha sabido hacer el marido. Yo creo que el marido era bueno, muy bueno, pero, seguramente pesado, triste, un plomo.

Imagen de fcrosas

Se comprende que irrite y moleste a las lectoras, pero se trata de una "perla" más del genial narrador, buen conocedor de la naturaleza humana y perspicaz psicólogo.

Imagen de juliana

La novela está llevada a unos límites exagerados. De tal manera que la mujer queda como un ser que sabe manipular a los hombres de tal manera que les hacen perder hasta su propia "camisa" -en lo material; y, su dignidad -en lo personal-. Lo que sí se puede decir de positivo es que está bien escrito.