Esperando a Mister Bojangles

Ante la mirada absorta de su hijo, una pareja embriagada de amor baila al son de Mr. Bojangles, de Nina Simone. La escena, mágica, vertiginosa, sólo es un recuerdo más de los muchos que brotan de la memoria del protagonista de la historia, que rememora una infancia marcada por la excentricidad de unos padres adscritos a un estilo de vida ajeno a toda convención social. El padre, la vitalidad hecha persona, no concibe una vida sosegada y monótona —hasta el punto de «rebautizar» a su mujer con un nombre diferente cada día—, y la madre, capaz de interpretar todo tipo de papeles con la convicción del ilusionista más avezado, hace de la rutina familiar una fiesta perpetua, un espacio donde sólo caben el gozo, la fantasía y la amistad. Sin embargo, poco a poco, empieza a entreverse que este universo lleno de poesía, de quimeras, de momentos maravillosos, se asienta sobre un precario sentido de la realidad, y que, cuando las canciones y los sueños toquen a su fin, el despertar puede ser muy doloroso.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2017
152
978-84-9838-778
Valoración CDL
2
Valoración Socios
2
Average: 2 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

2
Género: 

Comentarios

Imagen de Pipa

Breve novela “prima” de su autor. Bastante bien escrita y traducida, fácil de leer, se presenta alegre y ligera al principio, y trágica al final. Una historia de amor sincera, carente de esperanza.

Narra la historia, en primera persona, el hijo de ambos, alternando la narración, con trozos del libro que el padre había escrito, también rememorando su ajetreada vida junto a su esposa. Y una serie de personajes más o menos excéntricos que le rodean. En torno a la canción “Mr. Bojangles”, interpretada por Nina Simone (la cual se puede escuchar en youtoube), la cual bailaban siempre que podían, el protagonista va describiendo su anárquica vida, sin reglas ni normas, con sus alocados padres, singulares personajes fuera de toda normalidad, abiertos y alegres. Carentes de esperanza. En pocos momentos pisan la realidad de la vida. Sobre todo la madre…

Hay que tener en cuenta que el verdadero primer tema, desde mi punto de vista, no es el amor ni en exclusiva, ni el verdadero, sino más bien la locura, cuestión evidente para él desde que la conoció y contó con ella a su manera… Pero qué hacer en estos casos, vivir y dejar vivir, u optar por otras soluciones más “normales”  que hubieran encerrado a algunos de los personajes…

La historia se queda en sí misma. Literariamente es buena. Moralmente, no. Es un libro para adultos aficionados a la lectura. Puede ser interesante para libroforum.