La alta ruta

La alta ruta conecta Chamonix con Zermatt a través del solemne y bellísimo vacío de los glaciares, un universo lunar nevado, atravesado por la soledad del esquiador de fondo o el alpinista, que tan bien conoce el vértigo y la embriaguez del esfuerzo. El olvido del punto de partida y la obsesión con el punto de llegada, la respiración interior de quien camina siempre hacia arriba, dejando atrás imprevistos geranios en cabañas de madera y mariposas blancas... Maurice Chappaz habla de todo ello con las palabras de una verdadera liturgia (en la que la belleza, en todas sus formas, es más importante que el frío).
El principal propósito de este libro no es tanto hacer un listado de cumbres nevadas y ascensiones como recrear «lo absoluto del desierto nevado», en un recorrido donde hay tanta ansiedad como calma, tanta excitación como ataraxia. Desde el Mont Blanc hasta el Mont Rose, esta famosa travesía por los glaciares suizos tiene mucho de ruta iniciática. Llevado por la embriaguez de la altitud, Chappaz capta lo esquivo, dando fe de la avalancha de sensaciones que invaden al montañero (para él, la literatura alpina incluso puede compararse con la literatura erótica). En la vida en las montañas, aunque sea sólo por una temporada, hay un ascetismo y un esfuerzo, que, agotándolos y a la vez colmándolos, llenan tanto el cuerpo como el alma.
En la memoria de los montañeros, estas páginas revivirán lo que han experimentado alguna vez de manera muy intensa; el resto de lectores asistirá a una verdadera «revelación de la altitud», con todo lo que de sorprendente y seductor tiene ésta.

Chappaz traduce lo indescriptible manejando imágenes de una rara belleza? Si habla de un guía de montaña, es para transfigurarlo, hasta el punto de que uno tiene la impresión de estar en presencia de un sacerdote o un chamán. Sólo el narrador parece capaz de ayudarnos a olfatear una grieta y, en un universo donde triunfa el blanco, descubrir azules, verdes, marrones. A veces, a través de sus imágenes, nos hace pensar en el Giono de los grandes momentos.

Libro muy original sobre la ruta alpina que conecta los valles de Chamonix y Zermatt, entre glaciares y picos de mas de cuatromil metros.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2017
160
978-84-16291-58

Buena traducción de Rafael-José Díaz, edición cuidada en rústica.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de cattus

Este no es un libro de viajes, ni un libro de aventuras, aunque trate de la alta ruta que une los valles de Chamonix y de Zermatti en los Alpes, muy frecuentada en ciertas épocas del año por alpinistas y esquiadores de fondo, entre glaciares, grietas y picos de más de tres y cuatromil metros. Con una prosa muy cuidada, a veces incluso un tanto hermética, Chappaz sumerge al lector en unos parajes que cobran vida, como si fueran casi humanos, y en las reflexiones sobre lo que ese encuentro, no exento de peligros, supone en la conciencia del montañero, lo que lleva a comentarios antropológicos e incluso teológicos, en una relación con la naturaleza semejante a la amorosa, con sus tensiones, sus gozos y su penas. Libro sorprendente, que se publicó por primera vez en 1974.