La guerra del general Escobar

Esta novela consiguió merecidamente el Premio Planeta de Novela en 1983. José Luis Olaizola narra la historia, las dudas y las vicisitudes de Antonio Escobar, general de la Guardia Civil, durante la sublevación militar española en 1936. Escobar, un hombre de profundas convicciones religiosas, con una hija monja, un hijo falangista y familia de guardias civiles, se opuso fervientemente al alzamiento de las tropas y consiguió que no prosperara el levantamiento en Barcelona. Su honor y su conciencia sobre el juramento hecho al Gobierno legalmente constituido dictaron sus pasos. Novela conmovedora y magníficamente escrita que traza un fresco de enorme vitalidad y realismo de la época que narra. Con una prosa poderosa, esta historia enormemente humana y a veces trágica consigue atrapar al lector desde los primeros pasajes. Sin duda, la mejor novela del autor donostiarra.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1999
185
9788432009389
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.375
Average: 3.4 (8 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

8 valoraciones

Género: 

Libros relacionados

Comentarios

Imagen de enc

José Luís Olaizola es autor de cuentos y novelas históricas. En 1983 recibió el Premio Planeta por esta historia del General Escobar. Escobar fue un coronel de la Guardia Civil que se mantuvo fiel al Gobierno de la República en julio de 1936. Católico, tenía una hija monja y un hijo falangista que murió luchando en el bando nacional. Durante la guerra alcanzó el grado de General al mando del Ejército de Extremadura. Con la derrota no quiso abandonar el país. Las guerras hay que saber perderlas –dijo. Fue juzgado por rebelión y fusilado en Barcelona en 1940. Lo primero que llama la atención de la obra es la dulzura con la que está tratado el personaje. Olaizola no cambia el tono para escribir un cuento para niños o describir la guerra del General Escobar. Posiblemente porque la inocencia y la bonhomía del protagonista lo permiten. Sin embargo el autor también trata con consideración, casi diríamos con cariño, a otros personajes republicanos célebres como al Presidente de la República, Azaña; a don Luís Compayns, President de la Generalitat de Cataluña; al general Rojo, católico y defensor de Madrid, o a algunos dirigentes anarquistas. Y cuando no puede hablar calla. Señala algunas contradicciones en las que piensa que incurrieron los militares sublevados. Estas críticas, tan suaves, le valieron a Olaizola algunos problemas con la jurisdicción militar que finalmente quedaron en nada. El libro constituye una alabanza al general Escobar y a la Guardia Civil a la que perteneció. Olaizola siempre se ha declarado apolítico y con más razón en lo que se refiere a la guerra civil española. Lo demuestra al novelar la vida de este personaje con independencia del bando en el que militó y de las causas que condujeron a la guerra civil, que Escobar -o quizás el propio Olaizola- consideran que no fue legítima.