La señora Mike

Novela ambientada en el noroeste de Canadá a principios del siglo XX: historia de una joven bostoniana que pasa una temporada en aquellas tierras con un tío suyo y se enamora de un sargento de la policía montada. Esto la traslada a unos lugares donde la vida es muy dura, por el clima, por la lejanía de zonas más civilizadas, por la enfermedades... Pero también descubre nuevos valores y a gente distinta, que influirá en su vida. Hay momentos trágicos y difíciles, pero por encima de todo están la fidelidad, el sacrificio por los demás, en unos paisajes grandiosos.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2014
430
84-9061-147-0

De la colección Roman de ediciones Palabra, en rústica, se lee con comodidad, hay algunas erratas y algunos defectos en la traducción.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.75
Average: 3.8 (4 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

4 valoraciones

Género: 

Libros relacionados

Comentarios

Imagen de Azafrán

El matrimonio Freedman publica esta novela por primera vez en 1947 con un éxito arrollador. Un matrimonio que convivió más de sesenta años. Ambos nacieron alrededor de 1920 y murieron en el siglo XXI, con dos años de diferencia: Nancy en 2010 y Benedict dos años después.

Su actividad literaria tuvo mucho que ver con el cine de Hollywood. Escribieron guiones cinematográficos y para la radio.

Influencia de su faceta cineasta, en la Metro Golden Meyer, son las impresionantes descripciones casi plásticas del paisaje y de la vida de las tribus indias en el norte de Canadá.

Suponíamos la dureza extrema de la vida en aquellas latitudes, pero no ha dejado de sorprendernos la pericia con la que nos traslada el relato a las actividades cotidianas de los pobladores canadienses y la tremenda lucha por la supervivencia.

Esa es precisamente la trama: la supervivencia de los pobladores del norte del Canadá, y la supervivencia del matrimonio compuesto por una joven bostoniana, Katherine O’Fallon, y un miembro de la policía montada del Canadá, Mike Fallagan. Khaty, enferma del pulmón, viaja a Calgary, en el estado de Alberta, con la intención de recuperar su salud. Allí va a vivir con un hermano de su madre y allí es donde conocerá al sargento Mike, de la policía montada del Canadá.

Desde Boston, capital del estado norteamericano de Massachusetts situado en la costa atlántica resulta demasiado húmedo para la salud de Kathy. Por eso se desplaza hasta el estado de Alberta en la zona centro occidental del Canadá. Viaje en dirección oeste, en línea horizontal desde Montreal. El viaje duró 30 días en tren hasta Regina, en el estado de Saskatchewan. Allí, su tío John la recogió y la llevó en carro hasta Calgary. Así el viaje continuó durante algunas jornadas más, a temperaturas bajas y tormentas de nieve.

La novela relata la relación entre esos dos jóvenes su noviazgo y su matrimonio. El sargento toma a su joven esposa y se la lleva a su destino en los Territorios del Noroeste, al norte de Alberta.

Para conquistar el corazón de Katherine, Mike Fallagan la invita a dar paseos por el campo y le muestra sus habilidades, sus conocimientos… Surge la admiración y el enamoramiento. La cuarta parte de la novela concluye con el matrimonio y el viaje hacia los Territorios del Noroeste, lugar de destino del sargento Fallagan. Viaje que les va a llevar dos meses a temperaturas inferiores a cuarentaicinco grados bajo cero.

Las dos cuartas partes centrales de la novela están constituidas por las relaciones humanas entre el matrimonio Fallagan y las personas que les son más próximas en virtud de su situación geográfica. Ambos ayudan a la población del lugar en cuantos problemas padecen (mosquitos, enfermedades como la viruela, problemas con los osos o los lobos, problemas derivados de los robos de pieles y asesinatos, problemas de salud física o mental…)

Al mismo tiempo y a través de esa vida generosa y abierta a las necesidades de los demás, la pareja se conoce más profundamente y tienen dos hijos. Pero no viven aislados y, finalmente, una epidemia de difteria acaba con la vida de sus dos pequeños, como acabó con las vidas de sus vecinos

La muerte de esos dos pequeños va a suponer una puesta a prueba de la fortaleza del vínculo matrimonial entre los Fallagan. Tras unos meses de conductas erráticas, Kathy decide regresar a Boston con su familia.

Mike la despide con ternura y espera pacientemente su regreso. En Boston Kathy descubre lo que significaba para ella Mike Fallagan y los Territorios del Noroeste. Así que decide regresar al lado de Mike y continuar con sus vidas de entrega a los que la necesitan.

El lector encuentra información sobre los usos y costumbres de esos pueblos tan alejados (danza de los perros del sol, cacerías y efectos de las trampas usadas en los animales y en las personas que caen accidentalmente en ellas, tratamientos de hierbas, etc…)

Es una novela brillante. No así la traducción que en algunos momentos no resulta clara. También tiene algunos errores de impresión como letras cambiadas.

Imagen de amd

Novela de corte tradicional,  ambientada al norte de Canadá a principios del siglo XX, en la época en que estos vastos territorios comenzaban a configurarse como estado. El relato está narrado en primera persona por la protagonista, la señora Mike, que nos recuerda a otras muchas heroínas que también dan título a sus propias vidas noveladas. La trama está basada en la historia real de una mujer llamada Katherine Mary O’Fallon Flannigan (1889-1954), nombre que se mantiene exactamente igual en la novela de la que es protagonista. La joven a los dieciséis años contrajo matrimonio con un “mountie” (sargento de la policía montada del Canadá), y se trasladó al noreste de ese país, zona en la que transcurre la mayor parte de la novela. Además de los rasgos totalmente realistas del relato, las descripciones  retratan con detalle los grandiosos paisajes (territorios inhóspitos y lejanos) así como una gran variedad de personajes, incluidos los distintos pueblos indios que poblaban el entorno de Calgary hacia 1907, como si se tratara de una auténtica crónica histórica.
En cuanto al título de la obra, es muy significativo y proviene de una tradición popular según la cual, en algunos ambientes, se designa el tratamiento de la esposa en función del nombre de pila de su marido y no del apellido (como hubiera sido más habitual en Europa). En él, se trasluce ya la estética feminista de la autora, Nancy Freedman, que alcanzó bastante notoriedad por este hecho con otras novelas posteriores.  Desde una perspectiva netamente femenina, como hilo conductor, el relato adquiere una capacidad descriptiva innegable tanto para los grandes sucesos como para las peripecias de la vida cotidiana y doméstica: así, se alternan las grandes tragedias (epidemias, mortalidad infantil, accidentes, incendios…) con otros momentos de dicha y de plenitud de la vida privada.
Escrita en 1947 por el matrimonio Freedman, obtuvo inmediatamente un éxito arrollador y fue traducida a varios idiomas y también llevada al cine en 1950. Incluso muchos años después, a principios del siglo XXI, el matrimonio de escritores publicó dos secuelas de la novela: "La señor Mike: The Search for Joyful" (2002) y "Kathy Little Bird" (2003), aunque ya no alcanzaron tanta fama. Quizá, como afirma parte de la crítica literaria, el éxito de la primera estriba en la introspección en el carácter de los personajes, así como en el crecimiento psicológico de la protagonista a medida que supera las durísimas pruebas  a las que se ve expuesta (un riguroso clima y enfermedades de las que apenas se pueden defender): en definitiva, este es uno de sus mayores valores, porque el triunfo de los personajes sobre las adversidades ayudan al lector a crecer como persona.

 

Imagen de cattus

"La señora Mike" es una buena novela y para un público amplio, hay tensión, cierto tono de aventura, bellas descripciones de ambientes y costumbres en zonas inhóspitas y un canto a la familia, a la fidelidad conyugal, a la ayuda mutua para convivir en circunstancias a veces difíciles. Una lástima que se hayan deslizado algunos errores gramáticales.