Llenos de vida

Los Ángeles a comienzos de los años cincuenta, la década en que se construyó el mito del american way of life, en que los norteamericanos identificaron la prosperidad con los valores familiares y religiosos, en que los californianos de clase media querían una casa en un barrio residencial pero se conformaban con un rancho en forma de L. En una de estas casas, pero infestada de termitas, niebla tóxica en la calle y un tráfico infernal, vive un próspero guionista de la Paramount que a los treinta años ha renunciado a la rebeldía juvenil. Se llama John Fante y ha escrito tres novelas, pero sus circunstancias lo identifican más con el protagonista de Un año pésimo y también con el fracasado Bandini. Aparecida en 1952, Llenos de vida señala un punto de inflexión en la trayectoria del autor, que dejaría la literatura durante más de veinte años para dedicarse al cine. No es una novela en clave de farsa, sino una comedia acerca de la integración y el conformismo. El antiguo y aparatoso antihéroe proletario es por fin un digno y vulgar representante de la clase media.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2008
157

Título original: Full of Life. Traducción de Antonio-Prometeo Moya.

2011
160
978-84-339-7657
Valoración CDL
4
Valoración Socios
3.733332
Average: 3.7 (15 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

15 valoraciones

Género: 
Libro del mes: 
Febrero, 2009

Comentarios

Imagen de Artemi

La novela es entretenida y con buenos golpes de humor. Refleja la importancia de la religión católica en la América de los años 50 y el cambio de estilo de vida respecto a la generación anterior a Fante, esto es, a la de sus padres, con una fe profunda y llena de supersticiones, pero al mismo tiempo y en mayor medida, de amor y autenticidad.
El libro contiene cierta defensa provida (al menos es lícito interpretarlo así), y es una sátira mordaz e ingeniosa de ese mito del "American way of life". Libro breve y muy ágil. Menciona en repetidas ocasiones a Chesterton, motivo más que suficiente para fiarse de la salud y buen gusto de este autor.

Imagen de JANA

Divertida novela, en la que en una clave de humor, Fante describe el inicio de su vida matrimonial y el nacimiento de su hijo. Muy interesante para hacer Forum. Toca temas como la conversión, la familia, la anticoncepción los hijos...

Imagen de ion

No consigo dar forma a la agradable sensación que me ha dejado este libro. No doy con el adjetivo que lo resuma bien. Es divertido, tierno, amable, muy real, positivo, acaba bien... como la vida misma, si la miras por el lado correcto. Además, temas como los hijos, la familia y la religión salen muy bien parados: un soplo de aire fresco. Aun a riesgo de resultar cursi y ñoño, diría que te esponja el alma (aprovecho para decir que no estoy muy de acuerdo con la visión del libro que transmite la contraportada). Para colmo, está muy bien escrito, con unos diálogos fantásticos. Y todo ello en apenas 150 páginas y por sólo 15 euros. ¿Qué más se puede pedir?

Imagen de Ran

He quedado gratamente sorprendido con este relato. Con una soltura encantadora Fante presenta una historia (¿Autobiográfica?) fresca, positiva, desenfadada, con pasajes divertidos, de los que hacen reir de verdad. La relación entre padre –inmigrante italiano- e hijo –primera generación americana- es genial, y está muy bien tratada. Y así el resto del relato en la relación de marido y mujer del joven matrimonio.

Imagen de acabrero

Por fin me encuentro con un libro que me hace reír. Para eso tenemos que retroceder hasta los años cincuenta del siglo pasado. Una historia muy sencilla de un matrimonio joven que tiene su primer hijo. Las relaciones con el padre del que va a ser padre, inmigrante italiano, católico un tanto olvidado, pero con un montón de tradiciones antiquísimas de su país, que le persiguen en su nueva vida americana, sobre todo supersticiones bastante absurdas. El agobio de los primerizos, el descubrimiento de un sentido trascendente por parte de la esposa, que no era católica, y la sorpresa ante todo lo que va sucediendo por parte del marido, convierten una historia de todos los días en una novela divertida.

Imagen de oscar pons

Este es el primer libro de Fante que he leído. Me ha encantado. Voy a conseguir toda su bibliografía en español. Mezcla ternura y momentos cómicos de una manera sublime. Con el episodio del viaje en tren me reí a caracajadas, como no lo hacia desde 'El perfeccionista en la cocina', de Julian Barnes.