Nieve en primavera. Crecer en la China de Mao

Treinta años después de la Revolución Cultural china, Moying Li rememora una época difícil de su vida en Pekín durante el régimen comunista de Mao. Estudiante en una prestigiosa escuela de idiomas de esta ciudad, con un futuro prometedor y llena de inquietudes culturales, todo se viene al traste cuando la Guardia Roja irrumpe en las Universidades y en la vida de los ciudadanos, con ataques y humillaciones de todo tipo hacia las personas sospechosas de no ser totalmente leales al partido. Con su padre en un campo de trabajo, saqueada la casa de su abuela, con quien marcha a vivir, y ella misma reclutada para impartir clases de inglés en su segundo año de carrera, consigue encajar los acontecimientos con buenas dosis de madurez y coraje, apoyándose en la lectura y el estudio como medio para combatir la ignorancia, utilizada por el gobierno como arma de sometimiento. Con un estilo claro e impecable, la autora va desgranando la historia de lucha y sufrimiento de su pueblo, el fanatismo político y los excesos del sistema totalitario, las purgas de los intelectuales, el caos económico, la absoluta falta de libertad, pero todo ello con una visión de fondo positiva y esperanzada. Además del valor de la lectura y el estudio como medio para escapar del clima de miedo generalizado, la cohesión y el apoyo familiar es el otro elemento que le permite superar los traumas diarios. Es un libro interesante, ameno e ilustrativo de una situación histórica concreta, aunque más bien para público interesado en el tema.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2009
207
978-84-8343-09

Contiene un capítulo con fotografías, reproducidas en blanco y negro, que complementan bien el texto

Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

4

Comentarios

Imagen de Pipa

La protagonista crece, durante su niñez, junto a su abuela, Lao-Lao, mujer singular, femenina, culta, dulce y fuerte, extraordinaria, que une a toda la familia, con su trabajo abnegado y decidido. La familia de Moying Li es una familia amplia, como muchas en China. Por eso vive con su hermano, sus primos, tíos, etc… Va medurando entre la modernidad de los acontecimientos políticos, que arrastrarán a su familia –como a todo el país- a una extrema pobreza, y la tradición milenaria de su pueblo. Moying es una chica inteligente y muy observadora, estudiosa, que sabe aprovechar los momentos favorables que la vida le brinda, a pesar de ser una víctima más de las políticas alienantes, marxistas, de su tiempo. Por eso está curtida en el dolor, va de aquí para allá. Hace lo que le dicen que haga, aprendiendo a sobrevivir con dignidad en medio de estas circunstancias tan duras. Pero en el fondo de su alma tiene claro lo que está bien y lo que está mal. Y ese discernimiento, fruto de su educación y del amor recibido en su casa, le dará una pista para vivir con libertad.
La autobiografía está llena de delicadeza, a pesar de la crudeza de algunas situaciones, extremadamente violentas, pero en las cuales no se regodea.
Me ha parecido muy atractiva su historia, y su lucha por salir adelante.