Qué pequeño es el mundo

Relato que se desarrolla en la época actual en alguna ciudad de la Suiza germanoparlante. Narra una historia muy bien estructurada y sugestiva, a través de personajes convincentes, en torno a la figura de un maduro protagonista, Konrad Lang, advenedizo desde la infancia en el ámbito de una familia de empresarios multimillonarios, donde su madre trabajaba en el servicio y en la que él llega a ser amigo y compañero inseparable del heredero. Konrad comienza a manifestar los síntomas de una enfermedad en la que las alteraciones de la memoria tienen importancia primordial...y como consecuencia también empieza a evocar recuerdos de infancia que podrían ser muy incómodos, pues hasta entonces permanecían celosamente guardados en el secreto por la madre del clan familiar.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2001
337

Título original: Small Word. Traducción de Helga Pawlowsky.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de Rubito

La tensión narrativa, las vueltas argumentales de la trama y los personajes están logrados con naturalidad y el relato fluye, sin la artificiosidad ni la sombra de ningún andamio literario, a través de un narrador omnisciente que describe ambientes y circunstancias y da paso a claros y ágiles diálogos. El tratamiento que hace el autor de la evolución de la enfermedad del protagonista, así como las peculiaridades que van tomando las medidas terapéuticas – entre las que se incluyen el ensayo clínico de una nueva medicación – es tan interesante como real. Y también resulta atractivo y lleno de fuerza el ambiente y la dinámica que vive esa familia de hacendados, tanto en el desenvolvimiento diario como en los tormentosos acontecimientos que en algún momento representan las sombras de una historia sórdida, aunque tratada sin otra acritud añadida, incluso muchas veces edulcorada con un punto de humor.

En fin, una novela que dice mucho de un autor del que no se sabía nada y del que cabe desear que continúe ofreciendo publicaciones de esta calidad.

(de Ángel García Prieto)