Viaje alrededor de la vida

El autor convierte este relato en una novela de aventuras. De su mano nos asomamos a los Mares de China, a las montañas del norte de Tailandia, a Camboya, a la pampa argentina y, sobre todo, al corazón y al testimonio de vida de la buena gente que no se resigna a la injusticia ni a la opresión de los más débiles. Gente de las más diversas razas e ideologías, y todos con un denominador común: el prójimo vale la pena.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2003
197
978-84-321-3459
Valoración CDL
3
Valoración Socios
2.5
Average: 2.5 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

4
1
Género: 

Comentarios

Imagen de enc

¿A quién pueden interesarle mis libros de viajes? Pregunta José Luís Olaizola a su editor al comienzo de éste. La respuesta es que interesan a aquellos lectores que prefieren una visión cristiana y positiva de la vida; son útiles para mostrar a los que están distantes los aspectos más amables del cristianismo; y nos hacen caer en la cuenta a todos de la cantidad de gente buena que hay en el mundo, aunque no lo parezca. Por eso el autor subtitula el libro como "En busca de la buena gente". Esta vez Olaizola busca a la buena gente en Tailandia. Allí una profesora de español, de religión budista, traduce y edita las obras de nuestro autor; con los beneficios construye y mantiene escuelas para niños. José Luís nos presenta a su traductora, a un jesuita español y a laicos y religiosos, budistas y católicos, que colaboran en la tarea benéfica. También nos acerca a la religión budista a través de hombres y de mujeres que, en sentido común y generosidad, no tienen nada que envidiar a los católicos, salvo que no conocen a Jesucristo. Porque José Luís no oculta su condición de cristiano que vive su vocación en medio del mundo. No faltan en el libro anécdotas divertidas, referencias familiares y la evocación de los inicios de su vida como escritor que hacen inconfundibles los libros de viajes de Olaizola. Este viaje termina en Argentina donde el autor reencuentra a viejos amigos, recuerda a los que ya se fueron y constata la fortaleza y espíritu cristiano con que los argentinos – al menos los amigos de José Luís – afrontan las dificultades por las que atraviesa ese país.