Cavilaciones y melancolías

Hoy, hace una fresca y luminosa mañana de mayo, de las que parecía que ya no veríamos ninguna como si se hubiesen agotado o las hubiesen prohibido. Hace un mes había ya boquitas de dragón, pero ahora ya hay acianos o clavelinas, y aunque pocos días, y lejano, he oído al cuco. ¿No ha querido visitarme? ¿Me ha abandonado? Espero que la razón haya sido que, con una primavera demasiado fría y con tempestades, el cuco haya pasado rápidamente por aquí, y se haya ido pronto. Pero yo le había estado esperando mucho tiempo. Tanto como a las lilas, y lilas sí ha habido y hay, pero no llenan el jardín con su maravilloso perfume porque el tiempo no es caluroso, afortunadamente para los verdeantes cereales y huertas, que hacen de Castilla una imagen como tópica de Irlanda.

Y los días grises resplandecen en algunos lienzos de tierra sembrada de colza ya nacida, como si diera el sol en ellos —o con más sol cuando éste luce.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2018
298
9788494820281
Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

Libros relacionados

Comentarios

Imagen de Azafrán

 José Jiménez Lozano recoge en este volumen pensamientos, párrafos, de las obras y autores que ha leído durante los años 2016 y 2017. Comenta esas ideas, o esos hechos, y añade su particular punto de vista, muchas veces bajo la figura literarias de la ironía, y el lector no puede dejar de sonreír, cuando no de disfrutar una carcajada sin miramientos.

También desgrana las impresiones que los sucesos tremendos con los que los medios de comunicación nos sacuden casi a diario desde las cuatro esquinas del planeta, le producen. Por citar alguno, los atentados de Barcelona y Cambrils, la eutanasia impuesta al niño inglés Charly, etc. José Jiménez Lozano nos da su punto de vista ante la dureza del hombre para con su semejante y que no es otro, que el asombro ante el abandono del sentimiento de humanidad con un semejante.

Jiménez Lozano es un escribidor y lo que más le preocupa y ocupa son los derroteros que el concepto de cultura y las manifestaciones del arte van tomando.

Analiza sucintamente las obras de numerosos escritores europeos.

Ocupa un gran espacio en esta obra las referencias a la historia y a la literatura francesa y a la relación e influencia de los pensadores franceses en el contexto de los otros países europeos. Sorprende la cantidad de citas de escritores rusos y los comentarios en los que pone en relación párrafos de sus obras con hechos históricos.

Encontramos, igualmente, citas de escritores chinos con las respectivas referencias al momento por el que atraviesa China. Y no podemos dejar de mencionar las numerosas referencias a las escritoras norteamericanas a las que José Jiménez Lozano nos tiene acostumbrados.

Nos da noticia sobre la publicación y contenido de alguna de sus obras. Así, por ejemplo, nos recuerda que en su obra Historia de un otoño podemos descubrir lo sucedido en Port Royal de Champs, tantas veces nombrado por la crítica a la hora de definir la manera de pensar del escritor. Nos da razón de la recepción de sus obras en otros países, de las críticas que han merecido, de las prohibiciones de su publicación, etc.

Para los amantes de la literatura entre los cuales me quiero juzgar, numerosos comentarios sobre literatos del siglo XX, de sus obras e incluso de su ideología, con las referencias históricas que tal vez los determinaran. Y en cuanto a la historia de España, encontramos referencias esclarecedoras a hechos definidores de la realidad de su momento y que hoy, si no se es un gran lector, pasarían como confusos y mal interpretados.

Para los amantes de la poesía, entre tanto hecho histórico y literario, unas líneas virgilianas derramadas en unos versos de tanto en tanto o bien, prosas no menos poéticas de sus vivencias en esta tierra castellana que habitamos.