El despertar de la señorita Prim

El despertar de la señorita Prim, de Natalia Sanmartin Fenollera, es una deliciosa historia sobre la belleza de las pequeñas cosas. Narrado con ingenio, brillantez e inteligencia, El despertar de la señorita Prim nos sumerge en un inolvidable viaje en busca del paraíso perdido, de la sencillez y la belleza y la profundidad que se esconde tras las cosas pequeñas. Esta novela de narrativa española relata la deliciosa historia de un pueblecito cuyos habitantes han decidido declarar la guerra a las influencias del mundo moderno y volver a lo esencial. Atraída por un sugestivo anuncio en el periódico, Prudencia Prim llega a San Ireneo de Arnois, un pequeño lugar lleno de encanto y donde nada resulta ser lo que parece. La señorita Prim ha sido contratada para organizar la biblioteca del Hombre del Sillón, un hombre inteligente, profundo y cultivado, pero sin pizca de delicadeza. Pese a las frecuentes batallas dialécticas con su jefe, poco a poco la bibliotecaria irá descubriendo el peculiar estilo de vida del lugar y los secretos de sus nada convencionales habitantes. Todos ellos pondrán a prueba su visión del mundo, sus prejuicios y temores más íntimos y sus más profundas convicciones.

Uno de los temas presentes en la relación de los protagonistas es el posible matrimonio. Para profundizar en esas ideas de fondo se puede leer también "La corona de los ángeles", de Gertru von Le Fort, o "En lugar seguro", de Wallace Stegner. Desde un punto de vista más filosófico, de gran interés está "Amor y responsabilidad" de Karol Wojtyla.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2013
348
84-08-13234-9

Edición elegante y cuidada, el texto tiene algunas erratas.

Valoración CDL
4
Valoración Socios
3.913044
Average: 3.9 (23 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

23 valoraciones

Género: 
Libro del mes: 
Julio, 2013

Comentarios

Imagen de Pipa

Magnífica primera novela de esta autora, hasta ahora desconocida. Su argumento y planteamiento es original, inteligente, con una enorme personalidad, lejos de los manidos estereotipos de parte de los best-seller... Fácil de leer, bien editada (salvo que tiene algunas erratas). Sus personajes son gente culta, sensible, con muchos valores humanos. Y entre todos han logrado hacer este pueblo, San Ireneo de Artois, como una célula viva de la sociedad. Algunos pensarán que miran al pasado. Pero no. Donde tienen sus ojos es en el futuro. Sus honestos planteamientos de vida les lleva a la búsqueda de la verdad, la armonía y la belleza. Magníficos diálogos. En el fondo hay una crítica, aparentemente superficial, pero que en la realidad es totalmente radical contra el materialismo, las formas de vida en la gran ciudad, la prisa, la inhumanidad, el nihilismo, la relatividad, la dependencia de los medios tecnológicos, la impersonalidad y la falta de educación terrible en los planes de estudio para niños y jóvenes.- Por eso, lo que plantea es una dulce utopía, pero que tiene mucho de reflexión, que nos permitirá replanteamientos vitales ante cuestiones vitales. El poner las cosas "en su sitio", el mejorar las relaciones de amistad o de vecindad, devolver a la familia su papel protagonista en la educación de sus hijos, la vuelta al gozo del conocimiento Humanístico desde pequeños, y un sinfín de valores que mejorarían la convivencia. He disfrutado tanto con su lectura que espero que pronto tengamos una nueva novela de ella. Vale la pena leerla.

Imagen de cattus

Excelente novela, original, valiente: la historia de una conversión, a través del cambio que se produce a partir del momento en que la protagonista llega a San Ireneo de Artois para trabajar como bibliotecaria. Allí viven personas que han decidido dejar la sociedad ajetreada y superficial en que vivían para buscar unas relaciones humanas más hondas, en las que la cultura, el diálogo, las tradiciones, la búsqueda de la verdad, del bien y de la belleza marquen las pautas: en definitiva, de encontrar el sentido de la existencia y, por tanto, a Dios. La trama, con las dificultades de la protagonsita para adaptarse al lugar y a los lugareños, está llena de sugerentes reflexiones sobre la vida, la educación, el matrimonio, las relaciones humanas, el arte... Diálogos excelentes. Un libro que merece la pena leer, porque ayuda a pensar y a salir del relativismo nihilista que oprime a tantos. Me alegra que se esté traduciendo con éxito a diversos idiomas.