La fundación del Opus Dei

Síntesis histórica sobre la fundación de la prelatura del Opus Dei, por el historiador norteamericano John F.Coverdale. El Opus Dei surgió en la vida de la Iglesia, en Madrid, el 2 de octubre de 1928. El instrumento para ello fue el sacerdote español Josemaría Escrivá (1902-1975) y las primeras vocaciones jóvenes de la misma nacionalidad.

El autor considera periodo fundacional el que va desde 1928 a 1943. Los primeros capítulos se refieren a la vocación sacerdotal de san Josemaría -el Padre-, antecedente de la fundación de la Obra.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2002
339
978-84-344-1245-4
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

3
3
Género: 

Libros relacionados

Comentarios

Imagen de aita

Extraordinaria visión del Opus Dei al término de la guerra civil.

Imagen de enc

La fundación del Opus Dei no es un trabajo de investigación a pesar de que su autor es historiador. Tampoco es un libro de espiritualidad aunque proporciona cumplida información sobre la que Dios quiso introducir en la Iglesia en un momento determinado de la historia. Ni siquiera es el testimonio personal del autor acerca de su vida en la Prelatura. Es un relato histórico. Algo que sucedió hace casi un siglo, de lo que el autor hace una exposición ordenada e interesante.

Los hechos que narra eran conocidos a través de las varias biografías publicadas sobre Escrivá. Coverdale afirma haberlas utilizado y las cita a pie de página. Se trata, en fin, de un libro de divulgación dirigido en primer lugar al público norteamericano. Señala Coverdale en la Introducción cómo conoció el Opus Dei en Milwauke, en1958, y cómo trabajó en Roma, entre 1960 y 1968, junto a su fundador. En consecuencia, explica, "el relato está impregnado de mi experiencia personal".

El libro contempla tres aspectos: A) El fundador del Opus Dei; su historia, espiritualidad, dificultades y esfuerzos para sacar adelante aquello que Dios le pedía y que humanamente era un imposible. B) Situación socio-política de España en ese periodo: una República anticlerical y tres años de guera civil con peligro para la vida de los católicos, especialmente los sacerdotes. C) Las primeras vocaciones que perseveraron en el Opus Dei, fundamento de todo lo que iba a llegar después.

Coverdale recuerda que ha tenido como maestro al hispanista norteamericano Stanley G.Payne y publicado dos libros sobre la historia contemporánea de este país. No es de extrañar, por tanto, que dedique tantas páginas a tratar sobre República, guerra y postguerra españolas. Estas aportaciones contribuyen a hacer interesante el libro. El texto está fraccionado en periodos de tiempo, en los que el autor sitúa los distintos momentos de la fundación de la Obra: Hombres, mujeres, sacerdotes, primera aprobación canónica, etc. El resultado es un libro que se lee muy bien y conserva hasta el final el interés del lector.

El autor se ciñe a su línea argumental y desecha detalles y anécdotas que conocemos a través de los biógrafos de Escrivá. Sin embargo, transmite el dramatismo de determinadas situaciones, entre las que es recurrente la pobreza material en medio de la que tuvo que nacer el Opus Dei, así como el empeño obstinado -aragonés- que puso el fundador para llevar a cabo aquello que sabía que Dios quería, sin tomarse descansos y evitando cualquier protagonismo y exhibición personal.

Destaca, por último, la confianza que depositó Escrivá en sus primeros seguidores. Cuando el autor escribe, por ejemplo, que el Padre envió a Múzquiz y a González Barredo a los Estados Unidos para comenzar allí la labor, esa breve frase, con los años, sería el origen de millares de vocaciones y obras sociales en aquel país que el fundador nunca llegaría a visitar.