Marcelino pan y vino

Es la historia del niño travieso y de buen corazón que un día encuentra en un desván un cristo malicento al que comienza a visitar cada dia escondiéndose de sus "padres", los frailes que le recogieron desde pequeño.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1999
285
2002
176
Valoración CDL
4
Valoración Socios
4
Average: 4 (6 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

6 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de amd

VALORES: Es una historia amena, emotiva, educativa y brillante en términos literarios. En ella se reconoce el modelo de vida del cristiano, tanto en los frailes (caridad, generosidad, vida dedicada a Dios), como en el niño (bondad, candor, caridad, humildad). El Amor de Dios y a Dios es el tema central de la obra: Marcelino cuida a Jesús porque le quiere, y éste accede a su petición final como muestra de su amor infinito.

ACTIVIDAD 1: Para realizar este ejercicio, debemos fijarnos en la figura de Marcelino: este niño, al conocer a Jesús, empezó a realizar sacrificios para llevarle comida al desván. Pues bien, pensando en esto, hemos de realizar un ejercicio de expresión escrita en el que contestemos a las siguientes preguntas: ¿qué sacrificios he hecho alguna vez por los demás? En caso de que no haya hecho ninguno, ¿qué sacrificios podría proponerme para hacer la vida más agradable a los demás? Por ejemplo, a mis familiares, amigos, profesores (como cuidar a los hermanos pequeños, ayudar a preparar la comida, visitar a los enfermos...). (Araceli Longo)

ACTIVIDAD 2: Después de leer el cuento, recuerda el capítulo 6 en el que se nos narra la muerte de Marcelino. ¿Te gustaría cambiar esta parte? Para ello debes inventarte un nuevo final para este relato, ¿cómo te gustaría que fuera? (Aleida Carreño)

Imagen de Pipa

Cuento en el que un niño recién nacido es abandonado en la puerta de un convento de frailes. Los frailes le acogen y Marcelino crece feliz entre ellos. La narración presenta a todos los personajes con una forma muy humana. El libro está lleno de valores positivos como son la generosidad, el servicio a los demás, el trabajo, el valor de la oración, la amistad, la entrega por amor. Se engarza muy bien lo humano y lo trascendental. El lenguaje está muy cuidado y el vocabulario es muy rico. Es un libro que puede gustar a partir de los 9 o 10 años, y también a los adultos.