Nuevo arte de pensar

Unas sugerencias sobre la tarea investigadora. La actitud del filósofo, del pensador, que tiene verdaderos deseos de saber.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2000
135
Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de cdl

Jean Guitton (1902-1999) fue uno de esos hombres para los que la tarea de pensar se convirtió en una forma de vida. Por propia experiencia, conocía a la perfección los entresijos del pensamiento, el alcance y los límites de la razón, las pequeñas y grandes dificultades del trabajo intelectual. Creía que todos somos, en mayor o menor medida, trabajadores intelectuales, y que debemos aprender a usar bien las herramientas. Por eso dedicó tres obras a enseñar a pensar: El trabajo intelectual, Aprender a vivir y a pensar, y Nuevo arte de pensar. Más que una técnica, pensar es un arte, y para acceder a él Guitton ofrece sus sugerencias. Aunque sus recetas son originales, el libro está lleno de citas y ejemplos, sobre todo de autores franceses como Pascal, Blondel, Bergson, Descartes, Bossuet, Víctor Hugo, Montaigne... Todo pensar se inaugura con un acto de admiración, que es como una anticipación de lo que se va a descubrir. La primera virtud de la inteligencia, afirma Guitton, es tener la impresión de que no se comprende: solo entonces se desencadena el trabajo de pensar. La admiración nos proporciona un estado de gracia que hay que aprovechar para ponerse a trabajar. Por tanto, primero es necesario desatar la imaginación, pero después se ha de imponer un orden. Este orden está marcado por un triple proceso de elección, distinción y contradicción. La última recomendación, la que traspasa todo el libro, nos insta a no confundir los medios con el fin, los métodos útiles para el pensamiento con el pensamiento mismo. El error más insidioso del trabajo intelectual consiste en convertir el método en sistema, la via en veritas. Elegir, distinguir, contradecir, son procesos válidos si no se olvida que lo importante es la verdad.

--------------------------------------------------------------------------------