Sobre la belleza

Escrito de manera concisa y llana, con ejemplos certeramente escogidos, anécdotas e ilustraciones tomadas de la historia de la cultura europea, acompañados siempre de análisis someros y ocurrentes, este libro enseña cómo la noción de belleza evolucionó desde su culto y fundación, en la antigua Grecia, hasta su patrón actua l en que, a veces de modo sutil e irónico, penetra en todos los rincones de la sociedad y la cultura modernas.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1999
112
9788420790602
Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Género: 
Libro del mes: 
Diciembre, 2014

Comentarios

Imagen de Ran

Exposición magistral del desarrollo del concepto de belleza como exponente de una realidad que el espíritu humano ha venido apreciando no sólo en la naturaleza sino también en realizaciones, obras, en las que el hombre a lo largo de la historia ha ido volcando lo mejor de sí: en cuanto espíritu con cuerpo, su imagen de Dios.

Destacaría en esta obra la exposición y desarrollo del concepto de lo “sublime” que tanta influencia ha alcanzado en la evolución del arte a lo largo del siglo XX, donde “la delectación por lo bello va unida a la voluntad de transgredirlo, de ir más allá de la belleza” y que acaba inspirándose en “las delirantes historias de los comics”, tratando de “dominar el medio de expresión, el lenguaje de cada arte, prescindiendo de representar el arte bello”.  leer artículo

Imagen de acabrero

Un sugerente repaso a la historia del arte con la intención, quizá, de resaltar el contraste tan difícil de entender del arte moderno, como contrario a belleza. Se dan algunas claves interesantes para reflexionar sobre este hecho, aunque sin que sea fácil dar una explicación razonable y comprensible de por qué los artistas, al contrario que todo mortal de la calle, no buscan la belleza sino que representa lo feo o lo ininteligible. Merece la pena una lectura pausada de estas líneas.

leer más...