Buenos amigos

No hay nada mejor que tener buenos amigos. Para ir juntos al colegio, jugar en el patio, compartir el bocadillo... ¡Ah, y también para invitarlos a mi fiesta de cumpleaños!

Vivir cada día rodeado de amigos ¡es lo mejor del mundo!

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2017
48
978-84-675-918

Ilustraciones de Zuriñe Aguirre

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3

Comentarios

Imagen de amd

Relato infantil para primeros lectores sobre la importancia de tener buenos amigos y el valor de la amistad. La historia está narrada en primera persona por el niño protagonista, que afirma al comienzo de la obra: “No hay nada mejor que tener buenos amigos. Mucho mejor que vivir en una casa inmensa con piscina…, que tener un coche…, que desayunar en Nueva York, comer en París y cenar en Tokio”. Todos sus amigos, compañeros de colegio, le ofrecen cada día su compañía, su atención, su afecto, y comparten juegos y meriendas en el patio de la escuela. Porque lo importante no es tener muchas cosas materiales para uno mismo, sino poder repartirlas y pasarlo muy bien todos juntos, sobre todo, cuando llegan las fiestas de cumpleaños. Además, cada uno de sus amigos es diferente y, por esta razón, todos se complementan mejor.

Con un estilo sencillo y un vocabulario apropiado para la edad de los lectores, la obra transmite de forma acertada el valor de la amistad y la importancia de cuidar a nuestros amigos como un gran tesoro. La obra se completa con las ilustraciones de Zuriñe Aguirre, divertidas y llenas de color, que facilitan la comprensión del texto y ayudarán a los pequeños lectores a la representación e identificación de los diferentes personajes con sus características propias.

En cuanto al autor del texto, Daniel Nesquens, publicó su primer libro para niños en el año 2000, “Diecisiete cuentos y dos pingüinos”, con el que cosechó excelentes críticas. También a lo largo de estos años, ha conseguido importantes premios literarios como el Premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil 2010 por “El hombre con el pelo revuelto”, y el Premio Barco de Vapor 2011 por “Mi vecino de abajo”.