La familia Karnowsky

A través de la historia de tres generaciones de una familia judía, los Karnowsky, esta novela, publicada originalmente en 1943, nos ofrece un fresco extraordinario de la primera mitad del siglo XX. David, el patriarca, que en los albores del siglo abandona el shtetl polaco donde nació para instalarse en Berlín, animará a su hijo Georg a adaptarse y a convertirse en «judío entre judíos y alemán entre alemanes». Georg se convertirá en un respetable médico berlinés y encarnará así la cumbre de la integración y el éxito social de la familia. Su hijo Yegor, nacido durante el nazismo y profundamente marcado por el antisemitismo, desembarcará en una Nueva York inhóspita.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2015
560
978-84-16011-54
Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

4
4
Género: 

Comentarios

Imagen de Ran

Obra maestra publicada en 1944, relata la historia en tres generaciones de una familia -familia Karnowsky- de judíos polacos que emigra Alemania a principios del siglo XX motivada por las diferencias religiosas dentro del judaísmo. Este será un punto importante en el desarrollo de la narración. Presenta cómo de padres a hijos, en la diáspora, el judaísmo como práctica se va difuminando.
En Alemania el "pater familia"  trata de inculcar a su hijo ser muy alemán entre los alemanes, y muy judío entre los judíos; este planteamiento ya se relaja en la segunda generación...
El devenir de la historia de Alemania, la derrota en la primera guerra mundial, y el posterior advenimiento del nazismo, propicia que muchos judíos abandonen Alemania y, en su mayoría, recalen en EEUU, donde viven una vida precaria con muchas trabas para la integración. Es esta situación donde el nieto -tercera generación- trata de vivir al margen de su condición de judío...
Pero el interés de este relato no queda confinado exclusivamente en narrar las vicisitudes de los judíos errantes, perseguidos en Alemania y recogidos con recelo en EEUU, sino que presenta un amplio abanico de personajes bien caracterizados con su modo particular de entender la vida, y de afrontar los avatares históricos que les ha tocado en suerte vivir; y el autor lo hace con fino y sano planteamiento de la existencia que le permite poner a cada  uno en su lugar de acuerdo con una rica concepción de la existencia humana.
Otro tema que late en el fondo de la narración es el de cómo se degrada de generación en generación la formación religiosa y, en general, la educación que hijo y nieto reciben y practican condicionando de modo fundamental sus vidas de adultos, y el modo de afrontar su condición de judíos sin patria.
El resultado es una obra de madurez escrita sin estridencias, presentado unas vidas que manifiestan la disolución de la fe judía en la diáspora con luces y sombras, y de una sana humanidad, que coloca a cada personaje en su lugar con aciertos y errores.
La obra va a más a medida que avanza la narración. Al principio le cuesta arrancar por la proliferación de términos "yidihs" aunque se adjunta un glosario.