Lo que el infierno no es

Federico tiene diecisiete años y el corazón lleno de preguntas a las que la vida aún no ha le ha dado respuesta. Las clases han terminado, el verano se abre ante él deslumbrante y misterioso, como su ciudad: Palermo.

Con la emoción del testigo y la fuerza del escritor, Alessandro D’Avenia narra un largo estío en el que todo parece inmóvil y devuelve a la vida a un hombre extraordinario, un hombre sencillo capaz de generar la única épica posible: la épica cotidiana, conquistándola paso a paso, en la frontera entre la luz y las sombras, las palabras y el silencio.

Aunando el antiguo aliento de las narraciones corales con la intensidad de las evocaciones, esta novela nos habla de nosotros mismos, de la posibilidad ―si somos capaces de volver a mirar la vida con los ojos del niño que fuimos― de reconocer también en medio del polvo lo que no es el infierno.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2018
356
9788491643678
Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de cattus

Excelente novela, una historia basada en hechos reales sobre la mafia de un barrio de Palermo y la oposición de un sacerdote al que le costó la vida. Muy dura, por tanto, pero llena también de situaciones positivas, entrañables y esperanzadoras. Una lectura que mueve al lector a reflexionar, a pensar sobre el mal, sobre la injusticia, el dolor y a no mirar hacia otra parte, cuando se topa con ellos. Prosa muy cuidada, reflexiones sugerentes sobre cuestiones muy variadas, al hilo de los acontecimientos, Coincido con el comentario de Ángel Cabrero, libro muy recomendable.

 

Imagen de acabrero

Después del éxito obtenido por sus libros anteriormente traducidos al castellano, sobre todo con “Blanca como la nieve, roja como la sangre”, D’Avenia nos deja ahora una joyita imprescindible. Si las dos primeras novelas eran historias de amor de adolescentes y, por lo tanto, con gran éxito entre jóvenes -aunque muy leídos por adultos- esta última novela es para jóvenes -también hay una relación amorosa incipiente-, para adultos, para buenos lectores y para lectores menos avezados.

La historia de Don Pino, párroco de un barrio pobre de Palermo, lleva consigo una serie de facetas en torno a la sociedad, las familias, la importancia de la educación de los niños, el valor y la generosidad, perfectamente engarzadas por la excelente pluma de este autor que decidió ser escritor a la vez que profesor de instituto. A veces hace poesía, a veces está contando la amarga realidad de la Mafia siciliana, a veces hace pensar en la dificultad para arreglar la sociedad tremendamente injusta que conoce, pero siempre mantiene un optimismo, que se manifiesta por la generosidad de Don Pino, de Federico, de Lucía...

Es un libro para tener en casa, porque una vez acabado, el lector sentirá un gran deseo de prestarlo a sus amigos. Leer artículo 1 >>, Leer artículo 2 >>