Los elegidos

Danni y Reuben son dos chicos judíos ortodoxos americanos, de diferentes sensibilidades religiosas. Una fuerte amistad, que empezó con un pelotazo de béisbol en el ojo de Reuben, se nos muestra en toda su riqueza y complejidad, así como las influencias del momento histórico (fin de la SGM, descubrimiento del Holocausto, establecimiento del nuevo Estado de Irsel) en la vida y relación de estos dos muchachos.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1969
368

Libro descatalogado, que sólo se encuentra en bibliotecas o en libreros de lance.

2009
288
978-84-7490-985
Valoración CDL
4
Valoración Socios
3.5
Average: 3.5 (4 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

4 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de acabrero

Se publican, en los últimos años, muchos libros que nos dan a conocer el mundo judío, religioso y laico. Esta reedición de Potok es ciertamente oportuna ya que en sus novelas nos plantea el choque o la relación entre los laicos y los religiosos, entre el mundo judío ortodoxo y el agnóstico. De un modo especialmente clarificador en “Los elegidos” Potok nos ayuda a entender por qué el judío religioso no admite el sionismo, que considera un remedo político del deseo ancestral creyente de la vuelta a la Tierra Prometida. El momento histórico es exactamente el mismo que transcurre en “Una pantera en el sótano” de Amos Oz, y sin embargo las visiones no pueden ser más dispares. También podríamos contrastar con “Job” de Roth, con una problemática similar, pero más mística y desesperanzada aún que la del padre de Dany en “Los elegidos”. Quizá Oz, en “Una historia de amor y oscuridad” da una visión más global del sionismo, queriendo comprender la visión religiosa que ve muy distante. Por eso la novela de Potok, visión del rabino, es muy sorprendente y clarificadora, y de gran interés por todos los que tenemos un cierto interés por conocer el mundo judío.

Imagen de fcrosas

Con esta novela saltó el autor a la fama. Su continuación es "La promesa". Salvo el principio de la novela (la narración pormenorizada del partido de béisbol en que se conocerán los protagonistas, un tanto abstrusa y aburrida para quienes no conocemos las reglas de ese deporte), el resto del texto es ágil, a pesar de tener muchos párrafos más propios de un ensayo que de una novela. Me refiero a las discusiones sobre el Talmud, la educación, etc., entre los cuatro protagonistas.
Está muy bien reflejada una amistad limpia y profunda, que pasa, como todas, por sus momentos bajos. Los dos jóvens, a pesar de sus obvias limitaciones, resultan personajes atractivos e imitables.
No es la típica novela de judíos contra el mundo (y viceversa) sino que el ambiente es todo él judío, con diferentes expresiones del judaísmo contemporáneo y sus raíces históricas.