Sucederá la flor

Ésta es la historia de un hombre que espera. Como tal vez lo sea, en el fondo, toda historia. Un hombre que espera y cuida a un niño enfermo que también lo cuida a él. Su realidad implacable constituye el germen de Sucederá la flor, libro de sustrato autobiográfico educado en la grandeza lírica de Christian Bobin, en su prosa fragmentaria, su reflexión moral y su tensión metafórica. Nadie sale indemne de aquí. Ajeno al largo imperio del desencanto, Jesús Montiel convierte la sencillez revelada en un laboratorio subjetivo. Devuelve a quien mira una candidez incómoda para el cinismo de nuestro presente, y es justo por ello muy necesaria.

A raíz de la leucemia que uno de sus hijos padece, el autor reflexiona sobre el dolor, la eperanza, la paternidad. 

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2018
60
978-84-17143-42

Buena edición de la colección de narrativa de Pre-Textos.

Valoración CDL
4
Valoración Socios
4
Average: 4 (3 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

3 valoraciones

Género: 
Libro del mes: 
Mayo, 2019

Comentarios

Imagen de acabrero

Este libro, en su insignificancia -55 páginas- tiene mucha más riqueza que tantas novelas gordotas -engordadas de manera forzosa- que llenan las librerías. Este librito es una joya que no dudo en aconsejar a todos. La esperanza, como voz de fondo, el dolor de la enfermedad ajena, como recurrencia en cada página, pues es la preocupación del autor. ¿Autobiográfico? No se dice, se presiente. En cualquier caso, sabiduría para cualquier lector, porque todos nos encontraremos en la vida con el dolor, y lo difícil es verle un sentido. Jesús Montiel es poeta, y se le nota en el oficio para decir tan bonitas las cosas. Leer artículo 1 >>, leer artículo 2 >>

Imagen de cattus

Jesús Montiel ha traducido al escritor francés Christian Bobin y esto se nota en el estilo fragmentario del libro y en el tono de este breve texto, en el que se mezclan descripción y reflexión, a raíz de la leucemia que padece un hijo suyo de pocos años. Ante el sufrimiento de un niño, es difícil decir algo e intentar comprender el misterio del dolor de un modo racional. Jesús Montiel cuenta su experiencia con sinceridad y valentía, con asombro, con esperanza, aprendiendo de su propio hijo y de las reacciones de las personas que lo atienden y lo rodean, descubriendo otra realidad, otra belleza, que se nos escapa a menudo en nuestro entorno individualista y consumista que evita enfrentarse al dolor y la muerte. Un libro de una gran calidad literaria que invita a pensar sobre lo que da sentido a nuestra existencia.