Sendino se muere

'Soy médico -escribió la doctora África Sendino-; he metido las manos en la masa del sufrimiento con la noble intención de aliviarlo. Y si he tenido el privilegio de tocar en otros cuerpos tanto dolor, ¿cómo no permitir que otros lo toquen en el mío? Gracias a esta enfermedad que sufro he comprendido que compartir el dolor no significa simplemente asumir el dolor ajeno, sino también repartir el propio. Yo tengo sufrimiento, de acuerdo. Puedo repartirlo o guardarlo para mí. He decidido entregarlo. Y al decidirlo he comprendido que es así como se alivia y que para eso -para entregarlo- existe.' Durante su convalecencia, la doctora Sendino fue tomando notas sobre su experiencia de la enfermedad, de cara a un libro que deseaba escribir. Ante la inminencia de su muerte, le pidió a Pablo d'Ors que le ayudase a culminar esta tarea. El autor, que le atendía espiritualmente, rescata sus anotaciones y las contextualiza en una vida que no duda en calificar de ejemplar. Un testimonio sobre lo que al final de verdad importa. Un texto sin concesiones, tan escueto como directo al corazón. Un relato necesario sobre una muerte que da vida.

El testimonio de la muerte de una médico de cáncer.

 

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2020
101
9788417971724
Valoración CDL
4
Valoración Socios
3.6
Average: 3.6 (5 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

5 valoraciones

Género: 
Libro del mes: 
Noviembre, 2020

Comentarios

Imagen de Ran

Es el testimonio de una mujer que lleva con sentido cristiano su enfermedad hasta la muerte. Amando la voluntad de Dios afronta los dolores y el sufrimiento con entereza, de modo que su dolencia le lleva a tratar más a Dios y a ponerse en sus manos aceptando la muerte como puerta para unirse a Dios de manera definitiva.

Sandino es una persona corriente, de la calle, que ama su profesión a la que ha dedicado un esfuerzo valioso, y mostrado un interés decidido por los pacientes, que le lleva a la hora en que le golpea la enfermedad a aprender como el sufrimiento es una escuela de servicio. Así, durante su convalecencia procura no ser innecesariamente gravosa, dejándose cuidad con docilidad y ejemplaridad, tratando de servir, de animar, de ser positiva de modo realista con cuanto le tratan.

El ejemplo de fe vivida activamente -nunca se rindió ni se achicó- muestra como la enfermedad, la dolencia lleva a Dios cuando se acepta, se ama su voluntad.

Con sencillez y con llaneza, su piedad fue un ejemplo para cuantos le trataron en este tramo final de su vida, manifestando un amor a Dios en esos momentos trascendentales ejemplar. No perdió la alegría y, como médico, conocía la gravedad de su dolencia afrontando cada circunstancia, en consonancia en todo con la voluntad de Dios hasta su muerte.

Imagen de pepo

Ensayo que el escritor Pablo D’Ors narra por encargo de la protagonista, una médica que sufre un cáncer de mama y que una vez ingresada en el hospital para su tratamiento, conoce al sacerdote y escritor al que pide que escriba su experiencia en la lucha con su enfermedad.
Sendino le hace partícipe, en varias conversaciones, de sus vivencias con un testimonio del valor cristiano del sufrimiento que hace que el lector profundice en el significado de la muerte que la enferma transmite con una gran fe en Dios y una valentía fuera de lo normal.

Corto pero intenso. Me ha gustado. Lo recomiendo.

Imagen de acabrero

Me parece lo mejor que he leído nunca sobre el sentido de la muerte, sobre la proximidad de la muerte, sobre el entendimiento cristiano perfecto de lo que espera en el último momento. Me parece emocionante y ejemplar. Creo que hace falta una vida interior muy notoria para hacer los planteamientos que África Sendino hace cuando sabe que está en los últimos momentos de su vida. Y hay que agradecer al autor la delicadeza de seguir de cerca ese proceso y escribirlo, porque no en vano la calidad literaria de D´Ors es sobresaliente. Leer artículo 1 >>, leer artículo 2 >>

Imagen de aita

Testimonio sobre la muerte santa de una médico madrileña. Leer artículo >>