Martín

Martín es mi mejor amigo. Pero él no es como los demás. O eso es lo que dicen los demás... Le encanta vestir camisas, pero con todos los botones bien atados. Y atrapar bichos en el patio, para guardárselos en el bolsillo. Y las croquetas las come de nueve en nueve, ni una más ni una menos... A Martín le gusta repetir las cosas. Cuando tiene que hacer un dibujo, siempre dibuja una mariposa con sombrero. 

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2016
32
978-84-9027-617

Ilustraciones de Maite Gurrutxaga 

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Libros relacionados

Comentarios

Imagen de amd

Álbum ilustrado sobre la amistad y la superación de las diferencias entre los niños con características especiales. La obra ha sido galardonada con el Premio Lazarillo 2015, y en ella el Jurado ha destacado tanto la armonía entre el texto y la ilustración,  como la expresividad de los personajes. El relato está narrado en primera persona por una niña que es la mejor amiga de Martín: “Martín es mi mejor amigo. Pero él no es como los demás”. Ella comprende que Martín es diferente, no se comporta como los demás niños, pero ha descubierto en él capacidades y cualidades estupendas que otros no poseen: se sabe de memoria los menús del mes del colegio, resuelve los problemas en clase de una forma muy particular y pueden pasear juntos por la ciudad como verdaderos amigos.

Martín, unos años mayor que sus compañeros de clase, manifiesta con sus actuaciones un comportamiento autista: no le gusta que le toquen, repite continuamente los mismos dibujos, utiliza un lenguaje especial que solamente entiende su madre. Pero, a pesar de todo ello, la niña es su mejor amiga porque sabe superar todas estas barreras con su amistad, su cariño y su lealtad a pesar de las diferencias.

Junto a los textos, hay que destacar las ilustraciones de gran tamaño, con dibujos modernos de trazos geométricos y sencillos, en las que resalta la figura de Martín, siempre de mayor tamaño y con una camisa de cuadros rojos y blancos, fácil de identificar por los pequeños lectores. Aunque, en general, predominan los colores fríos (quizá para mostrar la soledad de Martín) y las formas rectas, las ilustraciones son muy emotivas y presentan con sensibilidad la realidad que viven estos niños especiales y sus problemas de integración en la sociedad.